• Tras acuerdo con UE, Mercosur busca seducir a EEUU

    By: Por DÉBORA REY, Associated Press

    Updated:
    SANTA FE, Argentina (AP) - En medio de la euforia por la reciente firma de un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, Mercosur se propone avanzar en “matrimonios comerciales” con otras naciones, entre ellas Estados Unidos y China, al tiempo que redoblará la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro para la normalización institucional de Venezuela.

    Así lo confirmó el martes el canciller argentino Jorge Faurie tras la reunión del Consejo del Mercado Común del bloque sudamericano, en la cual quedó definida la agenda de temas que abordarán durante la cumbre de presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay el miércoles en esta ciudad del litoral argentino.

    “Antes no todos se querían casar con el Mercosur, una cosa media complicada. Y ahora todos aprendieron que tenemos un mercado, que somos interesantes y hay más propuestas de casamiento. Y esto es muy bueno para toda nuestra región”, indicó el jefe de la diplomacia argentina en rueda de prensa.

    Considerado el más importante acuerdo con terceros mercados desde su fundación hace casi 30 años, el bloque sudamericano firmó el 28 de junio un compromiso de integración comercial con la UE justo en momentos en que el multilateralismo aparece opacado por las tensiones globales y un reverdecer del proteccionismo.

    El convenio, cuyas negociaciones se iniciaron en 1995, apuesta a complementar las economías de una región fundamentalmente productora de materias primas --Sudamérica-- con otra de bienes y servicios --Europa--. Los diplomáticos sudamericanos confían que su implementación comenzará en dos años.

    Los presidentes conservadores de Argentina, Mauricio Macri, y de Brasil, Jair Bolsonaro, convirtieron al acuerdo en un eje central de su política exterior y le dieron impulso a negociaciones que habían quedado estancadas durante las administraciones de centroizquierda que los antecedieron.

    En Santa Fe, capital de la provincia del mismo nombre a unos 470 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, ambos mandatarios junto a sus pares de Uruguay, Tabaré Vázquez; y Paraguay, Mario Abdo Benítez, se proponen activar todos los mecanismos necesarios para que el acuerdo entre en vigor lo antes posible y ultimar los detalles de un convenio comercial con la Asociación Europea de Libre Cambio (EFTA, por su sigla en inglés e integrada por Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza) que podría cerrarse antes de fin de año y avanzar en otras negociaciones con Canadá, Singapur y Corea del Sur.

    También participarán los mandatarios de Chile, Sebastián Piñera, y Evo Morales, de Bolivia, en su condición de Estados asociados.

    “Frente a una reflexión de que el Mercosur estuvo parado, bueno estuvimos haciendo gimnasia en casa y ahora está en condiciones de participar en varias competiciones al mismo tiempo”, se entusiasmó el canciller argentino.

    Mientras Brasil pide acelerar las conversaciones con Estados Unidos, Uruguay pretende también negociar con China.

    “Para nosotros es importante que Mercosur y los países que somos miembros estemos en diálogo permanente con los principales actores en el comercio y la economía global. Los Estados Unidos es un actor clave, la Unión Europea lo es y China es otro”, indicó Faurie.

    En medio de las conversaciones sobre tratados comerciales, la crisis de Venezuela sobrevoló la reunión de cancilleres. Este país fue suspendido como estado parte del bloque sudamericano en 2017.

    "Venezuela es una piedra grande en el camino que impide el crecimiento da América del Sur", arremetió el canciller de Brasil, Ernesto Araújo, ante sus pares. “Es preciso reconocer que existe un elefante en la sala, que es la cuestión de Venezuela. El gran desafío que hoy enfrenta nuestra región es la plena recuperación de la democracia en Venezuela”.

    Cada uno por separado, Argentina, Brasil y Paraguay reconocieron al autoproclamado gobierno interino de Juan Guaidó, pero la posición más ambigua de Uruguay evita hasta ahora que el Mercosur en su conjunto se manifieste en el mismo sentido.

    “Venezuela está permanente en la mente de todos los que estamos aquí en la región y hemos preparado una declaración a la que adherirán países del Mercosur y otros estados asociados que entiendan que en Venezuela hay una completa falta de democracia”, adelantó Faurie.

    Next Up: