• Parlamento rechaza pedido de Johnson de votar Brexit

    By: Por JILL LAWLESS y DANICA KIRKA, Associated Press

    Updated:
    LONDRES (AP) - Gran Bretaña se enfrenta a otra semana de estancamiento político después de que el lunes se le negó al primer ministro Boris Johnson la oportunidad de que los legisladores votaran sobre su acuerdo de Brexit.

    A sólo 10 días de que se venza el plazo establecido para el Brexit, el gobierno de Johnson ha buscado una “votación frontal” sobre el acuerdo que concretó la semana pasada con las otras 27 naciones de la Unión Europea para establecer los términos de la salida de Gran Bretaña.

    Pero el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, se negó a permitirla debido a que los legisladores votaron el sábado para postergar la aprobación del acuerdo de Brexit, y las reglas parlamentarias prohíben que se considere la misma medida por segunda ocasión durante un mismo periodo de sesiones a menos que se hayan realizado cambios.

    La decisión de Bercow devolvió al desgastante proceso del Brexit a un territorio sumamente familiar. El gobierno ahora debe tratar de implementar su “plan B”: intentar pasar una propuesta para la implementación del Brexit a través del dividido parlamento británico antes de la fecha programada de salida del 31 de octubre.

    Bercow -cuyas decisiones a favor de legisladores han obstaculizado los planes del gobierno en más de una ocasión- dijo que la moción que propuso el gobierno era “básicamente la misma” con la que el parlamento lidió el sábado. Dijo que sería “repetitivo y desordenado” permitir una nueva votación el lunes.

    El sábado -la primera sesión parlamentaria en fin de semana desde la Guerra de las Malvinas de 1982- los legisladores votaron que el respaldo al acuerdo de Brexit estuviera condicionado a la aprobación de la legislación para su implementarlo.

    El gobierno conservador de Johnson ahora intentará conseguir precisamente eso. El gobierno publicó la tarde del lunes una propuesta de 115 páginas que será sometida a una votación inicial el martes con la esperanza de que se promulgue antes del 31 de octubre.

    Pero no está claro si Johnson tiene el tiempo o el respaldo para cumplir con su propósito.

    Por lo general, aprobar un proyecto toma varias semanas, pero el gobierno quiere que este se promulgue en 10 días. Johnson requiere de una mayoría parlamentaria para su aprobación, pero los Conservadores tienen apenas 288 de los 650 escaños en la Cámara de los Comunes.

    El proceso también les da a los legisladores otra oportunidad de analizar - y posiblemente cambiar - la propuesta.

    Los legisladores de oposición planean buscar enmiendas que podrían alterar significativamente el proyecto, por ejemplo, añadiendo un requerimiento de que el acuerdo de Brexit aparezca en un nuevo referendo. El gobierno asegura que dicha enmienda arruinaría su medida y que retirará el proyecto en caso de que sea aprobada.

    El secretario responsable del Brexit, Stephen Barclay, instó a los legisladores a respaldar la propuesta y “permitirnos enfocarnos en las prioridades del pueblo como salud, educación y delincuencia”, más de tres años después de que los votantes británicos aprobaron por estrecho margen salir de la Unión Europea.

    “Esta es la oportunidad de dejar la UE con un acuerdo el 31 de octubre”, declaró. “Si el parlamento quiere respetar el referendo, debe apoyar la propuesta”.

    ___

    Los periodistas de Associated Press Geir Moulson en Berlín, Lorne Cook en Bruselas y Sylvie Corbet en París, contribuyeron a este despacho.

    Next Up: