• AP Explica: Medidas ambientales del gobierno de Bolsonaro

    By: Por DIANE JEANTET, Associated Press

    Updated:
    RÍO DE JANEIRO (AP) - La presión está aumentando sobre el gobierno del presidente Jair Bolsonaro para que cumpla con el compromiso de Brasil de combatir el calentamiento global, justo cuando la comunidad internacional se reúne en el estado norteño de Bahía para un seminario de una semana sobre cambio climático patrocinado por la ONU.

    Bolsonaro, un político de la ultraderecha y escéptico del calentamiento global, ha dejado claro que pretende hacer cambios importantes en la política ambiental de Brasil, incluido abrir la selva tropical de la Amazonía _que es fundamental a nivel internacional_ al desarrollo y la agroindustria. Algunos países como Alemania, Francia y Noruega están empezando a tomar medidas.

    Este es un vistazo a algunas de las medidas clave que el gobierno de Bolsonaro ha adoptado desde que asumió el mando del país más grande de Sudamérica y la reacción que han provocado:

    ___

    PRESIÓN INTERNACIONAL

    El Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil, una agencia federal, reportó un incremento de dos dígitos en la tasa de deforestación de la región de la Amazonía en el último trimestre de 2018.

    Haciendo referencia a la aparente falta de compromiso de Brasil para combatir la deforestación, la ministra alemana de Medio Ambiente, Svenja Schulze, decidió congelar alrededor de 35 millones de euros (39,6 millones de dólares) que habían sido destinados para proyectos de sustentabilidad en las selvas de la nación. Días después, Noruega también suspendió su participación en el Fondo Amazonía, un proyecto que se basa en donaciones y que combate la deforestación en la vasta selva tropical, añadiendo unos 33 millones de dólares a la cuenta de fondos congelados. Noruega ha donado 1.200 millones de dólares desde la creación del fondo en 2008.

    Ante las noticias, Bolsonaro dijo que Brasil no necesita la ayuda extranjera y le recomendó a Noruega que “tomara el dinero” y ayudara a la canciller Angela Merkel a “reforestar Alemania”. Sin embargo, los gobernadores de los estados de la Amazonía han criticado los comentarios de Bolsonaro y destacaron la importancia de la ayuda extranjera en la región.

    Alemania y Francia también ponderan utilizar la ratificación de un acuerdo comercial entre la Unión Europea y los países del Mercosur para presionar a Brasil a que cumpla con los compromisos ambientales establecidos en el Acuerdo de París sobre el cambio climático.

    ___

    ACUERDO CLIMÁTICO DE PARÍS

    Durante su campaña presidencial, Bolsonaro dijo que seguiría los pasos del presidente estadounidense Donald Trump y sacaría a Brasil del Acuerdo de París contra el cambio climático. Sin embargo, justo antes de las elecciones, dio marcha atrás y dijo que continuaría en el tratado siempre y cuando la soberanía de Brasil en la Amazonía no se viera amenazada o desafiada.

    Los grupos ambientales argumentaron que el apoyo público de Bolsonaro al Acuerdo de París es insuficiente, debido a que planea abrir a la Amazonía a un mayor desarrollo que haría imposible que Brasil cumpla con sus objetivos de reducción de emisiones en los próximos años. La nación sudamericana tiene aproximadamente 60% de la selva tropical de la Amazonía, a la que los científicos consideran crucial preservar como parte de la campaña para desacelerar el cambio climático.

    ___

    TIERRAS INDÍGENAS

    Cuando era candidato a la presidencia, Bolsonaro prometió que si llegaba al poder, ni “un centímetro más” de tierra sería demarcado para reservas indígenas. Horas después de haber asumido el cargo, emitió una serie de decretos que los críticos alegaron beneficiarían a sus aliados del poderoso “caucus rural”, partidario del desarrollo en la selva de Brasil.

    Bolsonaro transfirió la responsabilidad de la demarcación de los territorios indígenas del Ministerio de Justicia al Ministerio de Agricultura, acción que un legislador describió como “dejar que el zorro se haga cargo del gallinero”.

    En el decreto también se transfirió la agencia de asuntos indígenas del Ministerio de Justicia al recién creado Ministerio de la Mujer, Familia y Derechos Humanos que está dirigido por un pastor evangélico ultraconservador. El máximo tribunal del país revirtió el decreto.

    ___

    NOMBRAMIENTOS EN EL GABINETE

    Los nombramientos ministeriales de Bolsonaro van en consonancia con su promesa de campaña de ayudar a que los negocios expandan sus operaciones en Brasil, incluido a sus zonas naturales protegidas.

    Su ministra de Agricultura es Tereza Cristina, quien formó parte de la poderosa bancada de la agroindustria en la cámara baja del Congreso y se ha opuesto a las solicitudes de las comunidades indígenas.

    El ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, escribió en 2018 en la publicación de internet Medium que la agroindustria en Brasil estaba “bajo amenaza”. El año pasado, una corte de Sao Paulo lo declaró culpable de fraude por haber modificado un plan de protecciones ambientales para favorecer los intereses mineros, mientras fungía como el ministro de Medio Ambiente del estado de Sao Paulo entre 2016 y 2018.

    El ministro de Relaciones Exteriores Ernesto Araujo ha escrito en su blog que el cambio climático es un “dogma” utilizado por la izquierda para impulsar el crecimiento de China, y dijo que quería “ayudar a Brasil y al mundo a liberarse de la ideología globalista”.

    ___

    CUMBRE DEL CAMBIO CLIMÁTICO DE LA ONU 2019

    En noviembre de 2018, luego de que el nuevo gobierno ganó las elecciones y antes de la juramentación de Bolsonaro, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil decidió retirar su oferta para albergar la conferencia sobre cambio climático de las Naciones Unidas en 2019. El ministerio señaló que tenía “limitaciones fiscales y presupuestarias”, pero los activistas y grupos ambientales consideraron que la acción era un gesto de concesión hacia Bolsonaro.

    En un principio, el ministro de Medio Ambiente Salles también canceló un seminario preparatorio de la ONU sobre cambio climático, que se lleva a cabo esta semana en Salvador, en el estado norteño de Bahía. Ante la presión del alcalde de la ciudad, finalmente el seminario de una semana sí se llevará a cabo y se prevé que Salles asista.

    Next Up: