• Socialistas españoles procuran evitar elecciones

    By: Por JOSEPH WILSON, Associated Press

    Updated:
    BARCELONA (AP) - El presidente interino del gobierno español Pedro Sánchez enfrenta importantes votaciones en el parlamento esta semana que despejarán el camino para que su Partido Socialista forme un nuevo gobierno o para una posible cuarta elección general en cinco años, con la consiguiente inestabilidad política.

    Sánchez tendrá dos oportunidades de recabar el apoyo necesario en la cámara de diputados, pero comienza la semana sin garantías de que logrará los votos necesarios.

    Los socialistas tratan de llegar a un acuerdo de último momento con Unidos Podemos, una coalición de extrema izquierda que impulsaría posturas contra medidas de austeridad en la primera coalición de gobierno desde la restauración de la democracia hace más de cuatro décadas.

    Pero incluso con el apoyo de Unidos Podemos, Sánchez necesitaría el respaldo de otras agrupaciones menores.

    De no conseguirlo, comenzará una cuenta regresiva con miras a la formación de un nuevo gobierno en un plazo de dos meses. El paso siguiente sería una disolución automática de las Cortes (parlamento) y la convocatoria de una nueva elección.

    ¿CÓMO SE LLEGÓ A ESTE PUNTO?

    Sánchez asumió el gobierno hace un año tras la caída de su predecesor Mariano Rajoy, quien no sobrevivió a una moción de censura en el marco de un escándalo de corrupción que afectó a su Partido Popular.

    Sánchez salió a flote con un gobierno de minoría hasta que partidos de derecha y separatistas catalanes hundieron su proyecto de presupuesto en febrero. Sánchez respondió convocando elecciones adelantadas para el 28 de abril, en las que los socialistas ganaron por amplio margen, pero sin conseguir los votos necesarios para una mayoría.

    ¿QUÉ DEBE PASAR PAR QUE SÁNCHEZ SIGA EN EL GOBIERNO?

    Sánchez tendrá dos oportunidades de lograr el apoyo de las Cortes esta semana.

    El lunes habrá un debate y el martes una votación en la que Sánchez debe sacar una mayoría absoluta (al menos 176 votos en un cuerpo de 350 bancas).

    De no conseguirlos, podrá insistir el jueves, en que solo necesitará más “sí” que “no”.

    Los socialistas tienen 123 bancas y Unidos Podemos 42, lo que les da un total de 165. Sánchez podría buscar votos de partidos regionales que lo ayuden al menos a conseguir suficientes “sí” en la segunda consulta. El PP, Ciudadanos (centro-izquierda), Vox (extrema derecha) y otras agrupaciones menores han dicho que votarán por “no”.

    ACUERDOS DE ÚLTIMO MOMENTO

    Las negociaciones entre los socialistas y Unidos Podemos no iban a ningún lado hasta que el líder de esta última coalición, Pablo Iglesias, dijo el viernes que desistiría de buscar un puesto en el gabinete, algo a lo que se opone Sánchez.

    Los socialistas afirmaron que eso daba razón para optimismo, convencidos de que podían ponerse de acuerdo en torno a las prioridades políticas, pero Unidos Podemos insiste en colocar gente en el gabinete.

    En el 2016, Unidos Podemos también fue la fuerza decisiva luego de una votación sin resultados claros y hundió las pretensiones de Sánchez, forzando una nueva elección que permitió a Rajoy permanecer en el poder.

    ¿QUÉ PASA SI SÁNCHEZ NO CONSIGUE LOS VOTOS QUE NECESITA?

    El próximo paso sería que el rey Felipe VI convoque un diálogo entre los líderes de todos los partidos en la cámara de diputados y luego encomiende a alguien la formación de un gobierno.

    Sánchez podría ser elegido de nuevo, o tal vez otro líder como Pablo Casado, del PP, a pesar de que no tiene los votos como para ser ungido con el apoyo exclusivo de la derecha.

    El plazo para una nueva investidura vencería el 23 de septiembre. Después de esa fecha, habría que llamar a una nueva consulta en las urnas, probablemente en noviembre.

    Muchos afirman que el país no puede darse el lujo de no tener un gobierno estable en momentos en que se avecina el veredicto en el juicio de secesionistas catalanes, el cual podría llegar en septiembre.

    Castigos severos para 12 líderes del intento de secesión del 2017 podría generar nuevas tensiones con los separatistas, quienes de todos modos retendrán el poder en el gobierno regional de esa rica región del noreste de España.

    Next Up: