• Astros, del sótano a la cima con inteligencia

    By: Por RONALD BLUM

    Updated:
    HOUSTON (AP) - Luego de perder 100 juegos en tres campañas consecutivas, los Astros de Houston tienen la posibilidad de ser el primer equipo con un centenar de triunfos en cuatro años al hilo.

    Un núcleo conformado por José Altuve, Carlos Correa, Alex Bregman y George Springer se ha fortalecido con la adición de los lanzadores estelares Justin Verlander, Gerrit Cole y Zack Greinke. Y la combinación ha llevado a los Astros a disputar su segunda Serie Mundial en tres temporadas.

    “Pienso que la capacidad de reconocer cuando tienes la oportunidad de ganar y de ser realista cuando no la tienes es una de nuestras responsabilidades más importantes”, dijo el martes Dave Dombrowski, expresidente de operaciones deportivas de los Medias Rojas de Boston, antes de que comenzara el primer juego del Clásico de Otoño ante Washington. “Uno se puede engañar en un sentido o en otro. Tomar las decisiones sabias es extremadamente importante para que ganes un campeonato”.

    Houston tuvo una foja de 56-106 en 2011, tras ceder en canje a sus astros Lance Berkman, Michael Bourn, Roy Oswalt y Hunter Pence. En noviembre de aquel año, Drayton McLane vendió el equipo a Jim Crane, quien destituyó al gerente general Ed Wade y nombró a Jeff Luhnow, el cual había laborado ocho temporadas en la directiva de los Cardenales de San Luis.

    Luhnow, quien nació en la Ciudad de México y vivió ahí antes de que su familia volviera a Estados Unidos, se graduó de la Universidad de Pensilvania. Obtuvo una maestría en administración de empresas en Northwestern, y esperaba construir un modelo exitoso con una franquicia que se consideraba de mercado intermedio pero que contaba con los recursos de la séptima zona más importante para la televisión en Estados Unidos.

    “Ahora tenemos dos gallardetes, pero lo que realmente queremos es tener más de dos campeonatos”, destacó Luhnow. “La meta fue siempre colocarnos en una posición de ganar múltiples campeonatos. Y les diré algo: Incluso si lo logramos este año, algo que espero, no vamos a cambiar nuestras metas. Múltiples campeonatos significan dos o más, así que vamos a ir por más después de esto”.

    Luhnow heredó a Altuve y a Springer. El venezolano firmó en 2006, cuando tenía 16 años, y debutó en julio de 2011. Springer fue reclutado en la 11ma posición general del draft amateur en 2011.

    Houston siguió como colista de las mayores en los primeros dos años de Luhnow, con fojas de 55-107 y 51-111. Esa última fue la peor en la historia del equipo, pero la situación permitió que los Astros obtuvieran más piezas en el draft.

    Tuvieron la primera selección en tres años consecutivos. Eligieron al boricua Correa en 2012 y dilapidaron su oportunidad en 2013, al hacerse del pitcher Mark Appel. Usaron la tercera para reclutar al pitcher Brady Aiken, a quien no contrataron por preocupaciones sobre su codo, y utilizaron en 2015 la segunda selección, obtenida en forma compensatoria, para incorporar a Bregman.

    Gradualmente, vino la recuperación. Los Astros tuvieron un récord de 70-92 en 2014 y al año siguiente se colocaron en 86-76, su primer registro positivo desde 2008. Vencieron a los Yanquis de Nueva York en el juego de comodines de la Liga Americana antes de caer ante Kansas City en la Serie Divisional.

    Se ausentaron de los playoffs en 2016, ganaron 101 juegos al año siguiente, fortalecidos tras adquirir el 31 de agosto a Verlander, procedente de Detroit, a cambio de tres prospectos, el venezolano Franklin Pérez, el jardinero Daz Cameron y el receptor Jake Rogers. Luhnow reconoció así que había llegado la oportunidad de ganar.

    “Cuando tienes a los jugadores, tienes que buscar esto por tus fanáticos y todos los demás involucrados”, dijo Dan Duquette, exgerente de Montreal, Boston y Baltimore.

    Houston superó a los Dodgers de Los Ángeles tras siete juegos en 2017, para ganar la Serie Mundial por primera ocasión. Springer fue elegido el Jugador Más Valioso del Clásico de Otoño.

    Apenas dos meses y medio después, Luhnow obtuvo a Cole, procedente de Pittsburgh, a cambio de los lanzadores Joe Musgrove y Michael Feliz, el antesalista Colin Moran y el jardinero Jason Martin.

    Houston ganó 103 duelos en 2018, pero fue eliminado por los Medias Rojas en la Serie de Campeonato, cuando Altuve arrastraba una lesión de rodilla que requirió cirugía. Este año, los Astros impusieron un récord del equipo, con 107 victorias, luego de obtener el 31 de julio a Greinke, cedido por Arizona, a cambio de los lanzadores J.B. Bukauskas y Corbin Martin, el jardinero Seeth Beer y el pelotero de cuadro Joshua Rojas.

    Y ahora, está de nuevo disputando la Serie Mundial.

    ___

    La periodista de la AP, Kristie Rieken, contribuyó con este despacho.

    Next Up: