• Brasil: Moro cuestiona autenticidad de filtraciones

    By: Por MARCELO SILVA DE SOUSA, Associated Press

    Updated:
    RÍO DE JANEIRO (AP) - El ministro de Justicia Sergio Moro cuestionó el sábado la autenticidad de las conversaciones privadas con fiscales reveladas por un sitio de noticias, luego de una nueva filtración que arroja dudas sobre su imparcialidad cuando actuaba como juez anticorrupción a cargo de la pesquisa “Operación Autolavado”.

    El sitio The Intercept publicó el viernes en la noche presuntos chats entre Moro y el exfiscal Carlos Dos Santos Lima, en los que el actual ministro del presidente Jair Bolsonaro le sugiere al procurador que adopte una estrategia en un proceso por corrupción contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que el propio Moro juzgaba.

    Según el sitio web, la conversación es un indicio de que Moro actuaba “como un coordinador informal de la acusación” en el proceso del Triplex de Guarujá, una causa en la que la justicia encontró a Lula culpable de recibir un apartamento como pago de una coima de una empresa constructora.

    Moro, según el sitio, sugiere a los fiscales que emitan una nota pública resaltando las contradicciones de Lula durante una declaración. En una supuesta segunda conversación, esta vez entre miembros de la fuerza especial a cargo de la pesquisa Autolavado, se comparten mensajes con las indicaciones sugeridas por Moro para perjudicar la defensa de Lula en el caso.

    El ministerio de Justicia que conduce Moro dijo que no comentará sobre los nuevos mensajes filtrados, y aclaró que no reconoce la autenticidad de los mismos. Según el ministerio, los supuestos mensajes atribuidos a Moro, filtrados debido a una “invasión criminal de hackers”, pueden haber sido editados.

    “Se reitera la necesidad de que el supuesto material sea presentado a la autoridad independiente para que sea certificado”, dijo el ministerio en una nota oficial.

    En reiteradas ocasiones la defensa de Lula se quejó de falta de imparcialidad de Moro cuando era juez anticorrupción en Curitiba, a cargo de la Operación Autolavado.

    “Es asombroso constatar que el juez de la causa, después de ayudar a los procuradores a construir una acusación artificial contra Lula, los haya orientado a desarmar la actuación de la defensa técnica del expresidente”, dijeron los abogados de Lula en una nota divulgada el sábado. “Los nuevos mensajes muestran que Moro jamás tuvo una mirada imparcial en relación a Lula”.

    The Intercept comenzó a filtrar presuntas conversaciones entre el exjuez y el equipo de fiscales de la Autolavado el domingo pasado. Los diálogos y otros documentos, según el sitio, fueron enviados por una fuente anónima, sin aclarar cómo los obtuvo.

    La Policía Federal investiga el hackeo a los teléfonos celulares de Moro y los fiscales. La última conversación de Moro revelada el viernes está fechada el 10 de mayo de 2017, el mismo día en que Lula había declarado en una audiencia por el caso del Triplex.

    La condena de Lula en ese caso, efectuada por Moro en primera instancia y luego ratificada por un tribunal que además aumentó la pena, obligó al expresidente a cancelar sus planes de postularse a las elecciones de octubre de 2018, en las que Bolsonaro resultó victorioso. Lula fue encarcelado el 7 de abril de 2018.

    Tras haberse mostrado públicamente junto al ministro y haberlo respaldarlo públicamente esta semana, Bolsonaro le dio el sábado un nuevo espaldarazo. El presidente dijo que el exjuez "libró" a Brasil de que llegue a una situación semejante a la de Venezuela.

    “Moro fue responsable para que Brasil no se sumerja en una situación similar a la de Venezuela, donde estaría en juego no sólo nuestro patrimonio, sino nuestra libertad”, dijo el presidente al diario O Globo.

    Los fiscales de la Operación Autolavado reafirmaron el sábado que los ataques de hackers a teléfonos celulares de procuradores tienen por objetivo “atacar la operación” anticorrupción en su totalidad. Además, en la misma línea que Moro, dijeron que es “imposible” garantizar que no haya habido ediciones, alteraciones u omisiones en el material obtenido por un medio “ilícito" y publicado por The Intercept.

    Next Up: