• Brasil: tras la salida de Cuba faltan aún 1.400 médicos

    By: Por MARCELO SILVA DE SOUSA, Associated Press

    Updated:
    RIO DE JANEIRO (AP) - A poco de cumplirse dos meses de la salida de Cuba del programa Más Médicos, el gobierno brasileño todavía no completó las 1.400 vacantes dejadas por los profesionales de la isla.

    El gobierno brasileño concluyó la segunda etapa de selección de médicos para suplir las vacantes abiertas después de que el gobierno cubano decidiera retirar a sus 8.500 médicos del programa como coletazo de las rispideces con el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro.

    Desde su creación en 2013, bajo el mandato de la expresidenta Dilma Rousseff, Más Médicos ha estado orientado a cubrir las necesidades de salud de la población más vulnerable de Brasil, localizada en regiones indígenas y rurales de difícil acceso. Estos han sido los más perjudicados con la salida de los cubanos en noviembre, ya que decenas de municipios quedaron desguarnecidos.

    En la segunda etapa de inscripciones el Ministerio de Salud brasileño consiguió sustituir 1.087 médicos, informaron las autoridades.

    Las 1.400 vacantes que restan serán ofrecidas en una última etapa a brasileños formados en el exterior y, por último, a médicos extranjeros que no hayan validado su título en el país.

    El 15 de noviembre el gobierno cubano puso punto final a su participación en la misión por lo que los miles de cubanos que brindaban cobertura de salud fueron llamados a volver a casa.

    Bolsonaro, quien calificó al gobierno de la isla de “dictadura” y dijo que mantenían a sus médicos bajo un régimen de trabajo “esclavo”, había incluso puesto en duda la formación de los profesionales.

    Pero tras producirse la ruptura de relaciones con Cuba, Bolsonaro buscó tender puentes con los cubanos que decidieran quedarse y les ofreció asilo en declaraciones hechas a la prensa.

    Sin embargo, médicos cubanos que decidieron desertar y quedarse en el gigante sudamericano reclaman que hasta ahora no han podido reunirse con la administración de Bolsonaro para resolver su situación y poder trabajar nuevamente en el programa.

    Aunque no existen números oficiales sobre la cantidad de desertores, organizaciones de cubanos en Brasil hablan de unas 2.000 personas.

    Next Up: