• California: Joven balea a compañero y se oculta en escuela

    By: Por STEFANIE DAZIO y JANIE HAR, Associated Press

    Updated:
    SAN FRANCISCO (AP) - Un joven de 17 años le disparó el martes a otro estudiante justo afuera de su escuela, se deshizo del arma e ingresó a un aula sin levantar sospechas, evitando su captura durante casi dos horas al confundirse entre los miles de alumnos que se encerraron en la escuela debido al ataque, informó la policía.

    El joven fue arrestado en una clase de educación física cuando la policía utilizó los videos de vigilancia para dar con el agresor, quien le disparó a un adolescente de 16 años y después guardó la pistola en una mochila que entregó a alguien dentro de un vehículo.

    “Es perturbador ver que pudo volver como si nada a su rutina habitual”, dijo el capitán de policía John Cregan a The Associated Press. “Es una situación aterradora”.

    Los dos estudiantes tuvieron una discusión antes del ataque, en el que el joven sufrió dos heridas de bala. La víctima cayó, pero se levantó y corrió hacia un vehículo, en el cual fue trasladado a un hospital, declaró Cregan. Se encuentra en condición estable.

    La policía aún no sabe si la persona que recibió la mochila sabía que había una pistola en su interior. Los detectives tratan de averiguar si el tiroteo está relacionado con actividad de pandillas.

    Más de 10.000 estudiantes y miembros del personal escolar resultaron afectados por un cierre de varias horas en un complejo de tres instituciones académicas, después del tiroteo en la escuela secundaria Ridgway de Santa Rosa, al norte de San Francisco.

    El agresor “actuaba de forma normal” e ingresó al aula más cercana, siguiendo el protocolo de cierre de emergencia escolar. El maestro de gimnasia y otros estudiantes no estaban al tanto de que él era el agresor, dijo Cregan.

    Testigos narraron a la policía que el agresor disparó tres o cuatro veces antes de escapar, señalaron las autoridades. En la zona había decenas de estudiantes al momento del incidente. El sospechoso fue fichado en una cárcel juvenil por intento de homicidio. No se difundió su nombre debido a que es menor de edad.

    Padres de familia describieron el pánico de recibir mensajes de texto de sus hijos sin saber si estaban o no a salvo. Una madre, Cherie Posluszny, dijo que su hija de 17 le escribió poco antes de las 9:40 de la mañana.

    “Le dispararon a alguien”, escribió en el primer mensaje. Un minuto después, le escribió: “Te amo”.

    “Hay alguien en Ridgway”, se lee en el mensaje posterior. Entonces, el teléfono de su hija dejó de funcionar. Encontró el número de una amiga y su madre le preguntó si estaba bien.

    “No del todo. Pero voy a estar bien”, respondió su hija. La joven le contó a su madre que pasó horas tendida en el suelo ocultándose detrás de un escritorio junto a otros estudiantes.

    ___

    Dazio reportó desde Los Ángeles. La periodista de Associated Press Jocelyn Gecker contribuyó a este despacho desde San Francisco.

    Next Up: