• Cierra el último reactor de la Isla de Tres Millas

    Updated:
    HARRISBURG, Pensilvania, EE.UU. (AP) - La planta de la Isla de Tres Millas, donde en 1979 ocurrió el peor accidente de una nucleoeléctrica comercial en Estados Unidos, fue cerrada el viernes por su propietaria debido a que perdía dinero.

    El fin de los 45 años de producción de electricidad de la Unidad 1 en la Isla de Tres Millas llegó después de que Exelon Corp., con sede en Chicago, intentara y fracasara en obtener ayuda financiera de Pensilvania a principios de año.

    La Unidad 1 fue inaugurada en 1974 y su licencia para operar vencía en 2034, pero Exelon se quejó de que la planta estaba perdiendo dinero en los competidos mercados de la electricidad.

    La Isla de Tres Millas también enfrentaba una situación económica especialmente difícil porque el accidente en el que la Unidad 2 quedó destruida la dejó con sólo un reactor.

    El desmantelamiento de los edificios de la Unidad 1 y el retiro del combustible usado podría llevarse seis décadas y costar más de 1.000 millones de dólares, según calcula Exelon, aunque compañías especializadas en el manejo de material radioactivo están adquiriendo reactores estadounidenses en desuso y prometen hacerlo en menos de una década.

    La Unidad 2 destruida está sellada, y sus dos torres gemelas de enfriamiento permanecen de pie. Su núcleo fue enviado hace años al Laboratorio Nacional de Idaho del Departamento de Energía. Lo que queda dentro del edificio contenedor sigue siendo altamente radiactivo y está revestido de concreto.

    Los trabajos para desmantelar la Unidad 2 están programados para comenzar en 2041 y ser concluidos en 2053, ha dicho su propietaria, FirstEnergy.

    Después del accidente de 1979 no se ha completado ninguna planta nuclear en Estados Unidos.

    Next Up: