• Colombia anuncia recompensa por informacion de Santrich

    By: Por CÉSAR GARCÍA, Associated Press

    Updated:
    BOGOTÁ (AP) - El ministro de la Defensa colombiano, Guillermo Botero, anunció el jueves una recompensa por información del paradero del actual congresista y excomandante de las desaparecidas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), conocido como Jesús Santrich, quien no se presentó ante la Corte Suprema para una indagatoria por narcotráfico.

    Por la tarde, el director de la policía general, Oscar Atehortúa, señaló en Twitter que el monto ascendería hasta un millón de dólares.

    Santrich debía comparecer el martes ante la Corte, pero sólo acudieron sus abogados --quienes dijeron desconocer dónde está desde hace unos 15 días-- y horas después se ordenó su captura con circular roja de Interpol por narcotráfico.

    Las notificaciones rojas de Interpol se utilizan para solicitar la localización y detención de una persona buscada por las autoridades judiciales de un país determinado o por un tribunal internacional con miras a su extradición.

    “En el dia de hoy hemos decidido anunciar una recompensa bastante cuantiosa a la persona o personas que nos den información que nos permita la captura de Santrich”, dijo Botero en declaraciones a periodistas en una población del departamento de Boyacá, en centro del país.

    Por su parte, el presidente Iván Duque dijo el mismo día a una radio de Barranquilla que no descarta que Santrich esté en Venezuela y pidió la colaboración internacional para su captura. En varias oportunidades reiteró que era “un mafioso”.

    Santrich, de 52 años, ha sido acusado por el gobierno de Estados Unidos de narcotráfico y pasó 13 meses en prisión por la supuesta planificación del envío de diez toneladas de cocaína a ese país. Aunque fue liberado y recapturado porque al parecer se habían reunido nuevas pruebas en su contra, volvió a quedar en libertad y días después de asumir su cargo en el Congreso el pasado 11 de junio, abandonó su equipo de seguridad en una zona del norte del país.

    Como parte del acuerdo de paz firmado entre el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y esta guerrilla en 2016, los excombatientes lograron diez bancas en el Congreso bicameral colombiano.

    El ministro Botero dijo recientemente a The Associated Press que hay unos 1.700 disidentes de ese grupo en diferentes partes del país.

    Next Up: