• En estadio vacío, las dos Coreas empatan 0-0

    By: Por KIM TONG-HYUNG

    Updated:
    SEÚL (AP) - Corea del Norte empató el martes 0-0 con Corea del Norte por las eliminatorias de la Copa del Mundial, aunque no quedó claro cuánta gente pudo presenciar el partido en Pyongyang.

    Las autoridades del fútbol surcoreano no pudieron ver una transmisión televisiva del histórico partido y sospechan que se jugó con las gradas vacías en el estadio Kim Il Sung.

    No se supo de detalles específicos del partido. Cuatro jugadores recibieron tarjetas amarillas, dos por cada equipo.

    Corea del Norte no permitió el acceso a la prensa surcoreana, así como espectadores. También se negó a que se transmitiera en vivo desde el estadio, dejando al Sur a ciegas.

    El presidente de la FIFA Gianni Infantino se encontraba en Pyongyang y acudió al partido.

    “Tenía ganas de ver un estadio lleno para un partido con semejantes ribetes históricos, pero quedé decepcionado al no ver a aficionados en las gradas”, dijo Infantino en un comunicado. “Eso nos sorprendió, al igual que la transmisión en vivo, y problemas de visado y acceso a la prensa extranjera”.

    Se daba por descontado que el Norte tendría una singular ventaja de local en una cancha con capacidad para 50.000 espectadores ante la ausencia de surcoreanos. Pero la Federación del Surcorea (KFA) quedó sorprendida al constatar que tampoco había aficionados locales.

    “Las fotos enviadas por nuestros empleados no muestran a nadie en las tribunas”, dijo el dirigente de la KFA Park Jae-sung. “No sabemos el por qué el Norte ha hecho esto”.

    La KFA envió a dos empleados al estadio para seguir los pormenores del partido, pero descartó dar actualizaciones por texto en su cibersitio al no tener certeza de la conexión de Internet.

    Se recomendó a los fanáticos estar pendientes de las cuentas en redes sociales de la KFA, que publicaron los detalles sobre el partido que sus empleados lograron comunicar por correo electrónico desde Pyongyang.

    Norcorea acordó suministrar una grabación del partido a los surcoreanos antes de marcharse, lo que permitiría a la televisión del Sur emitirlo en diferido, según el Ministerio de la Unificación en Seúl, el cual lidia con los asuntos sobre el Norte.

    El partido fue el primero oficial entre las selecciones en la capital de Norcorea, aunque el Norte recibió al Sur en un amistoso en 1990.

    En meses recientes, Norcorea rompió todo tipo de cooperación con el Sur tras la paralización de las negociaciones nucleares con Estados Unidos, y reiteradamente ignoró las solicitudes del Sur sobre cobertura de medios y permitir que aficionados del Sur fueran al partido el martes.

    “No se obtuvo respuesta del Norte, y es algo que consideramos es lamentable y triste”, dijo el portavoz del Ministerio de Unificación Lee Sang-min el lunes.

    El ministerio no pudo confirmar de inmediato si las dos Coreas habían jugado previamente en un estadio vacío. Yang Moo-jin, professor de la Universidad de Estudios Norcoreanos en Seúl, se mostró confiado que ésta fue la primera vez.

    “Tenemos otro momento histórico”, dijo Yang.

    Choi Kang, vicepresidente del Instituto Asan de Ciencia Política en Seúl, dijo que los norcoreanos pudieron temer la posibilidad de que su selección perdiera ante el Sur en un estadio repleto con 50.000 espectadores, lo cual hubiera sido humillante para el líder Kim Jong Un.

    Los dos partidos de Corea del Sur por el Grupo H ante el Norte serán claves para determinar la clasificación para el Mundial de 2022. El segundo partido entre las Coreas se jugará en el 4 de junio en el Sur. El Líbano, Turkmenistán y Sri Lanka completan la llave.

    En los papeles, los surcoreanos cuentan con un equipo superior, liderado por Son Heung-min, el delantero del Tottenham inglés, quien fue titular el martes junto a Hwang Ui-jo, ariete del Burdeos de Francia.

    Next Up: