De Uruguay a Charlotte, el fútbol definió su misión de vida

Bentos era un jugador talentoso en la cancha, pero su misión principal era servir a la iglesia.

De Uruguay a Charlotte, el fútbol definió su misión de vida

El fútbol es un deporte de pasión y amor, y sin duda, se encuentra entre los juegos más populares y queridos del mundo. Un jugador de Uruguay descubrió su potencial el campo de fútbol y ahora está sirviendo en las calles de Charlotte.

Bentos era un jugador talentoso en la cancha, pero su misión principal era servir a la iglesia.

“Jugué fútbol profesional por 20 años y esa fue la razón por la que vine a Charlotte en 2008”, dijo Bentos. “Vine por seis meses con mi esposa, pero Dios tenía otros planes para mí”.

Content Continues Below

Después de estudiar en un seminario en Chile, Bentos decidió aceptar una oferta para jugar con los Charlotte Eagles, que utilizan su plataforma de fútbol para comunicar el mensaje de Jesucristo a través del ambiente que brinda el fútbol.

“Me invitaron a ayudar a través del fútbol como una herramienta para llegar a la gente para Jesús”, dijo.

“Seguimos ampliando mi contrato y cuando me jubilé, Dios me abrió una puerta”.

Después de servir en una iglesia en un vecindario próspero en Charlotte, Bentos encontró su vocación como pastor en el centro Northside Baptist Church.

“La demografía en esta parte de la ciudad tiene mucha necesidad”, dijo.

La crisis de vivienda asequible en Charlotte ha tenido un efecto profundo en decenas de miles de familias que están desplazadas y que viven en un hotel o motel. Ahí viven muchas familias con sus hijos.

“Cuando hablo con mi familia en Uruguay, es difícil para ellos entender que hay gente aquí en Estados Unidos que no tiene suficiente comida. Los niños viven en hoteles en grupos de cuatro o cinco en una habitación. Es desgarrador”.

Con los desafíos que enfrentan las personas en el área que rodea a la iglesia, Bentos vió una oportunidad para ayudar.

Durante este verano pasado, la iglesia estuvo sirviendo con esmero a familias en la comunidad de Hidden Valley de Charlotte. Northside se asoció con varias organizaciones sin fines de lucro para proporcionar decenas de miles de comidas a los necesitados.

“Dios nos trajo aquí al norte de la ciudad, donde comenzamos a ver las necesidades de la gente y de la comunidad”, dijo Bentos.

“Sé que como parte de la iglesia queremos hacer todo lo posible para ayudar a las personas que se encuentran en esta situación”.

Este sábado, miembros de Northside se reunieron en un hotel, un lugar que algunas de las miles de familias desplazadas en Charlotte llaman hogar. Con poca o ninguna cocina en las habitaciones, a las familias les resulta abrumador, si no imposible, preparar comidas calientes.

“Como iglesia, queremos hacer lo mejor”, dijo Bentos. "Soy predicador y me gusta hablar de la palabra de Dios. Quiero compartir la Biblia. A veces la gente no solo necesita la Biblia. Necesitan un buen abrazo. Necesitan que alguien les diga: “Estoy aquí contigo”. Necesitan contar con nosotros. No se trata solo de rezar, sino de que hagamos todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar".

Esa necesidad está entre la comunidad hispana. Muchas familias tienen recursos limitados, temen la deportación y están sin trabajo.

“Hay mucho miedo entre los fieles y la comunidad. Lo puedo decir de primera mano, porque tenemos algunas personas en la iglesia que están enfrentando lo mismo”, dijo. “Este es un país especial, pero a veces la gente solo necesita una mano”.

Para Bentos y el equipo de la iglesia ser empáticos con los vecinos es una manera de conectar con ellos.

“Todos necesitamos estar disponibles. Hay tantos pequeños gestos que podemos hacer que realmente pueden cambiar la vida de alguien”, dijo.

A medida que la gente hacía fila para comer, había una abrumadora sensación de bondad complementada con sonrisas y, a veces, una breve conversación. Los niños pequeños hicieron una carrera para ver quién era el más rápido. La comida estaba lista para llevarla a las habitaciones del hotel. Había cálidas sonrisas y conversaciones en inglés y otras en español, pero el sentimiento general era de amor y entrega.

“Cuando miramos a los ojos de estas personas, no sabemos cuál es su situación y nunca sabes si tu acción les ayuda o no”, dijo Bentos. “Queremos hacer todo lo posible para ayudarlas en esta situación. Queremos amar”.

Si tiene una historia inspiradora para compartir, envíe un correo electrónico a Kevin Campbell, gerente de asuntos públicos para los canales WSOC-TV / WAXN-TV / Telemundo Charlotte, a Kevin.Campbell@wsoctv.com.