• EEUU: Reportero denuncia condiciones de detención migratoria

    By: Por ADRIÁN SAINZ, Associated Press

    Updated:
    MEMPHIS, Tennessee, EE.UU. (AP) - Un reportero salvadoreño que recientemente fue liberado por las autoridades migratorias, dijo el miércoles que permaneció 15 meses recluido en instalaciones plagadas de insectos y que debía ducharse con agua fría de una manguera.

    Manuel Durán relató en conferencia de prensa lo que describió como condiciones inhumanas en las instalaciones migratorias ubicadas en Luisiana y Alabama. Durán salió del centro de detención de Alabama la semana pasada después de pagar su fianza mientras las cortes inmigratorias sopesan su petición de asilo.

    El periodista fue arrestado el 3 de abril de 2018 mientras cubría una protesta en Memphis en contra de las políticas migratorias. Los manifestantes habían bloqueado una calle frente a un tribunal en el centro de la ciudad en el 50 aniversario luctuoso del reverendo Martin Luther King Jr.

    Posteriormente se le retiraron los cargos relacionados con la protesta, pero al salir de la cárcel Durán fue detenido por agentes de inmigración, por una orden de deportación pendiente de 2007 cuando no compareció ante la corte. Durán dijo que no recibió una notificación para presentarse con fecha y hora.

    Durán ha vivido en Memphis durante años. Dirigió el sitio noticioso Memphis Noticias y reportaba sobre los efectos de las políticas inmigratorias estadounidenses en la comunidad hispana. Los abogados de Durán habían dicho que llegó a Estados Unidos sin autorización en 2006 después de recibir amenazas de muerte por informar sobre la corrupción en El Salvador.

    Durán emitió un comunicado en español el miércoles que después se tradujo en inglés y se leyó a reporteros. Durán cuestionó su arresto y criticó las políticas de Estados Unidos de arrestar a inmigrantes que no tienen permiso para estar en el país y por separarlos de sus familias mientras intenta deportarlos.

    “He visto la crueldad de la detención masiva de inmigrantes en carne viva, y es innecesaria e inhumana”, dijo Durán.

    Las raciones de comida eran pequeñas en los centros en donde fue detenido, señaló. Las instalaciones estaban plagadas de arañas y cucarachas, y durante dos meses los detenidos en el centro del condado Etowah sólo contaron con mangueras para ducharse, agregó.

    En Etoway “inexplicablemente durante dos semanas tuvimos la calefacción al máximo de su capacidad”, dijo Durán. “Esto en días de verano. Es difícil dormir”.

    Durán también dijo que no había instalaciones recreativas en Etowah y que los detenidos “estuvimos encerrados sin poder ver la luz del sol”.

    “Esta experiencia ha sido muy difícil para mí y para mi familia, en lo psicológico y en lo económico”, agregó. “Siento que mi vida ha dado un giro de 180 grados y sigo intentando adaptarme”.

    Bryan Cox, vocero del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), negó en una entrevista telefónica con The Associated Press que fuera cierto que se bañaran con mangueras.

    “Si eso fuera cierto, simplemente te preguntaría: ‘¿Te parece remotamente plausible que no nos hayamos enterado de eso en el momento?’”, dijo Cox.

    Cox agregó que todas las instalaciones de ICE se inspeccionan regularmente y que reiteradamente se ha hallado que el centro de detención de Etowah opera apegado a los estándares del ICE.

    También dijo que hay actividades recreativas al exterior en el centro de detención de Etoway, pero que el área recreativa tiene un techo enrejado.

    Mientras Durán regresa a la vida en Memphis, su proceso de deportación avanza. Los abogados del Southern Poverty Law Center que han trabajado sin cobrar para Durán, ahora se concentrarán en su petición de asilo, dijo Gracie Willis, una de las abogadas del centro.

    Los abogados argumentan que las condiciones han empeorado para los periodistas en El Salvador y Durán podría estar en peligro si regresa. Al permitir su liberación, la Junta de Apelaciones de Inmigración reconoció que las condiciones de los reporteros han empeorado en el país natal de Durán desde su orden inicial de deportación, dijo Willis.

    La Corte de Apelaciones del 11mo Circuito en Atlanta le ha concedido a Durán un interdicto indefinido mientras se dirime su caso.

    “Su caso individual resume el peso devastador del sistema de encarcelación inmigratorio y los estragos que causa en los individuos, familias y comunidades”, dijo Willis en la conferencia de prensa.

    Next Up: