• Huracán Lorena se degrada a tormenta tropical en México

    By: Por IGNACIO MARTÍNEZ DE JESÚS, Associated Press

    Updated:
    CABO SAN LUCAS, México (AP) - El huracán Lorena perdonó las localidades turísticas de Cabo San Lucas y San José del Cabo, y se degradó a tormenta tropical el sábado cuando se desplazaba por la costa este de la península de Baja California, en México.

    El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos degradó a Lorena a tormenta tropical el sábado por la tarde cuando el meteoro registró vientos máximos sostenidos de 85 kph (50 mph), y su vórtice se ubicaba a 85 kilómetros (50 millas) al norte-noreste de Loreto, México. Se desplazaba hacia el norte a 19 kph (12 mph) en una ruta paralela a la costa hasta el mar de Cortés, según los pronósticos.

    El centro de Lorena “no sobrevivió al terreno elevado del sur de la península de Baja California”, explicó el centro.

    El gobierno mexicano canceló el aviso de tormenta tropical para la península y la alerta de huracán para partes del litoral mexicano.

    La tormenta causó intensas lluvias, fuertes oleajes y daños mínimos a Los Cabos, nombre que abarca las ciudades de Cabo San Lucas y San José del Cabo. Las nubes habían comenzado a despejarse el viernes en la noche. En algunas comunidades hubo fallas del servicio eléctrico.

    Durante días, los meteorólogos habían pronosticado que el meteoro podría tocar tierra en o cerca de Los Cabos, pero pasó bastante al este de esa lujosa zona balnearia.

    El viernes, residentes y turistas en Cabo San Lucas y San José del Cabo se refugiaron en casas, albergues y hoteles ante las advertencias de fuertes vientos, inundaciones repentinas y peligrosas marejadas.

    La policía y los soldados acudieron a barrios pobres en zona de poca altura a nivel del mar e instaron a sus residentes a evacuar. Los habitantes de la zona que han sufrido el paso de huracanes antes no dejaron nada a la suerte: Sacaron sus barcos del agua y tapiaron ventanas y puertas.

    Las autoridades de Los Cabos informaron que 787 personas se habían refugiado en 18 albergues. El viernes, las autoridades habían cerrado el puerto y suspendido las clases en las escuelas de la zona.

    Lorena tocó tierra el día anterior como huracán en el estado mexicano occidental de Colima. Inundó calles, deslavó caminos y causó leves derrumbes de tierra en 10 municipios. Decenas de árboles fueron derribados y algunas zonas se quedaron sin electricidad.

    El gobernador de Colima, José Ignacio Peralta, dijo que más de 3.000 hectáreas (7.400 acres) de cultivos, incluidos plátanos y papayas, resultaron dañados en el estado, sin que hubiera muertos ni daños considerables a la infraestructura.

    El sábado por la tarde, los vientos con fuerza tropical de Lorena se ampliaron 20 kilómetros (10 millas) hacia el norte y el este de su vórtice. El gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza, exhortó a los habitantes de la zona a tomar medidas de precaución.

    Un segundo ciclón, la tormenta tropical Mario, perdía fuerza a cientos de kilómetros al sur del extremo sur de la península de Baja California. Según pronósticos, Mario podría disiparse para el lunes.

    En el Atlántico, la tormenta tropical Jerry se desplazaba hacia el noroeste, hacia las Bermudas, después de causar mar picado en los alrededores de Puerto Rico.

    El centro de huracanes advirtió de oleaje peligroso y condiciones de corrientes de resaca para la zona norte de las islas de Sotavento y Puerto Rico.

    Jerry arrastraba vientos máximos sostenidos de 100 kph (65 mph) para el sábado en la tarde. Su vórtice se ubicaba a 510 kilómetros (320 millas) al norte de San Juan, Puerto Rico, y se desplazaba hacia el noroeste a 22 kph (14 mph).

    Next Up: