• Entre sollozos regresan familias separadas a Guatemala

    By: Por COLLEEN LONG, Associated Press

    Updated:
    CIUDAD DE GUATEMALA (AP) - De la mano de su hija de 5 a?os, Donelda Pulex baj? del avi?n en un d?a soleado y rompi? en sollozos. Hermelindo Ju?rez, de 14 a?os, escondi? su cara mientras su padre lo consolaba. Efildo Daniel V?zquez caminaba cautelosamente tras su hijo de 8 a?os.

    Calladas, confundidas y exhaustas, 11 familias que fueron detenidas y separadas cuando cruzaron la frontera entre M?xico y Estados Unidos sin autorizaci?n, regresaron el martes a Guatemala, a bordo de un vuelo alquilado por el gobierno de Estados Unidos que dec?a ?World Atlantic?.

    Arrastrando los pies _ como medida de precauci?n les quitaron sus agujetas _ se alinearon en la pista de aterrizaje en donde fueron recibidos por la primera dama Patricia Marroqu?n. Agentes de inmigraci?n estadounidenses entregaron documentos en carpetas manila a funcionarios guatemaltecos. El grupo entr? en fila en un edificio gris en la base militar guatemalteca para ser procesados de vuelta en su pa?s, junto con decenas de otros que tambi?n fueron deportados.

    Al pa?s centroamericano suelen llegar vuelos fletados llenos de deportados de Estados Unidos, pero el vuelo del martes fue uno de los primeros que trasladaba a familias que hab?an sido separadas por la pol?mica pol?tica tolerancia cero del gobierno del presidente Donald Trump. M?s de 2.300 ni?os fueron separados de sus familias antes de un decreto del 20 de junio que prohibi? la pr?ctica.

    Aunque algunos migrantes centroamericanos dijeron que hu?an para proteger a sus familias de la extrema violencia, los padres que hablaron con The Associated Press dijeron que hicieron el dif?cil y peligroso viaje a Estados Unidos en busca de una mejor vida. Buscaban la oportunidad de tener un empleo seguro o mejor educaci?n para sus hijos.

    No sab?an que ser?an separados de sus hijos bajo la pol?tica que procesa de forma criminal a cualquiera que ingrese al pa?s sin autorizaci?n. Funcionarios del gobierno de Trump dicen que la pol?tica era necesaria para desalentar al n?mero creciente de familias de Centroam?rica que eran detenidas en la frontera. Sin embargo, el presidente dio marcha atr?s luego de la indignaci?n nacional e internacional que se deriv? de la medida, y puso fin a las separaciones el 20 de junio.

    Aunque frustradas de que su viaje hubiera terminado en fracaso, las familias estaban aliviadas de que su sufrimiento hubiera acabado.

    Pulex dijo que pas? casi dos meses separada de su hija, esperando en un centro de detenci?n en El Paso, Texas, primero para la resoluci?n de su caso criminal y luego para el procesamiento de deportaci?n.

    ?Fue un gran tormento?, dijo secando sus l?grimas. ?No sab?a si volver?a a ver a mi hija?. Su peque?a hija, Marelyn, vestida con un su?ter blanco impecable y una falda de chiffon azul, dijo que habl? con su madre por tel?fono desde una casa de acogida en Michigan.?

    ?Mi madre estaba muy triste. Lloraba por m?. Y yo le dec?a, ?Mami, todo est? bien. Estoy bien. Te ver? pronto??, dijo la ni?a. Las personas que la cuidaron fueron amables y la trataron bien, pero extra?aba mucho a su madre, agreg?.

    ?Estoy feliz ahora porque estoy con ella?, manifest?.

    Al interior de la base militar, las familias fueron llevadas a una sala llena de gente, con hileras de sillas plegables y grandes ventiladores. Cada silla ten?a una bolsa de papel de estraza con un s?ndwich, papas fritas, una gaseosa y una botella de agua. Trabajadores sociales les dijeron a las familias que pasar?an por revisiones m?dicas y por el proceso de papeleo antes de recibir pasajes para un autob?s de vuelta a casa. Despu?s de un tiempo, caminaron por un corto pasillo externo a trav?s de una puerta de metal que los llevaba de vuelta a Ciudad de Guatemala. Algunos viv?an en las monta?as, a m?s de siete horas de distancia.

    Los adultos solos estaban en una sala m?s grande, en donde esperaban ser procesados. Sus pertenencias, que les quitaron en la frontera con Estados Unidos, estaban apiladas en la parte trasera de la habitaci?n, en su mayor?a morrales negros y bolsas de pl?stico rojo.

    Aproximadamente 75 personas iban a bordo del vuelo y la AP le pregunt? al menos a dos decenas de adultos si ten?an hijos que se hab?an quedado en Estados Unidos, ya fuera a prop?sito, o porque fueron deportados sin ellos. Ellos respondieron que no, sin embargo ha habido otros reportes de padres que han sido deportados sin hijos.

    En uno de esos casos, Elsa Ortiz Enr?quez dijo recientemente en Guatemala que fue deportada el mes pasado sin su hijo de 8 a?os, Anthony David Tovar Ortiz. El ni?o estaba en un albergue para ni?os migrantes en Houston.

    En el complejo inmigratorio, Pulex ayud? a Marelyn a beber agua de la botella y luego acerc? la mano de la ni?a a su coraz?n y la bes?. Otro padre carg? a su hijo cuando el peque?o cerr? sus ojos. Dos ni?as abrieron una barra de chocolate Snickers que les hab?an dado. En la hilera trasera, Hermelindo Ju?rez le dijo a su padre, Deivin Ju?rez, que estaba muy cansado.

    Ambos hicieron el viaje al norte a principios de mayo y pasaron casi dos semanas en el trayecto sin comer pr?cticamente nada.

    ?Est?bamos muriendo de hambre?, dijo Ju?rez. ?La frontera es muy dura?.

    Hermelindo dijo que no sab?a a d?nde iba cuando fue separado y no tuvieron comunicaci?n entre ellos durante el tiempo que estuvieron alejados. Hab?a sido enviado a un albergue en Tucson, Arizona, en donde dijo que lo trataron muy bien. Estudi? y jug? f?tbol. El aire acondicionado le daba un poco de fr?o, agreg?, pero se acostumbr?.

    ?Me sent? c?modo?, dijo. Ah? hab?a ni?os de Brasil, India, Guatemala. No sab?a cu?ntos hab?an sido separados de sus padres ni cu?ntos hicieron el recorrido solos. Hay m?s de 10.000 menores de edad en Estados Unidos que han cruzado solos la frontera.

    Ju?rez y los otros dijeron que pagaron miles de d?lares a ?coyotes? y es probable que no intenten regresar en un futuro cercano.

    ??Ahora? Trabajar. Buscar trabajo?, dijo Ju?rez. ??Qu? m?s hay??.

    ___

    La periodista de Associated Press Sonia P?rez contribuy? a este despacho.

    Next Up: