• Exjefe Tesoro: “gente no electa” busca un Brexit sin acuerdo

    By: Por JILL LAWLESS y DANICA KIRKA

    Updated:
    LONDRES (AP) - El hombre que estaba al frente de las finanzas de Gran Bretaña hasta hace tres semanas rompió su silencio sobre el nuevo gobierno el miércoles para señalar que “gente no electa” está llevando al ejecutivo a un perjudicial Brexit sin acuerdo que no está respaldado ni por el Parlamento ni por los votantes.

    Philip Hammond, un legislador conservador que renunció como secretario del Tesoro antes de la investidura de Boris Johnson como primer ministro el mes pasado, dijo que “salir de la Unión Europea sin un acuerdo sería una traición al resultado del referéndum similar a no salir”.

    Hammond dijo a la BBC que Johnson había pasado de una posición negociadora dura a una “destructiva” al insistir en introducir cambios en el acuerdo de divorcio entre Londres y Bruselas que el bloque no aceptará.

    Pese a que cree que el primer ministro quiere alcanzar un pacto, "hay otra gente alrededor de él cuya agenda es distinta”, apuntó en una aparente referencia a asesores como Dominic Cummings, uno de los arquitectos de la decisión de abandonar la UE adoptada por el país en 2016.

    Johnson se comprometió a que Londres dejará la UE en la fecha prevista, el 31 de octubre, con o sin un acuerdo. El dirigente exige a Bruselas que acceda a cambios importantes en el documento forjado por su predecesora, Theresa May. El bloque se niega a negociar, por lo que la opción de un Brexit sin acuerdo, conocido como “duro”, parece cada vez más probable.

    Muchos economistas sostienen que está opción provocaría una recesión y sembraría el caos económico, con falta de alimentos frescos y otros productos mientras los controles de aduanas atascan los puertos británicos.

    Johnson y otros partidarios del Brexit alegan que cualquier turbulencia en el corto plazo se verá compensada por las nuevas oportunidades económicas una vez que se consume su salida del bloque y puedan firmar acuerdos comerciales en todo el mundo, especialmente con Estados Unidos. Los críticos, por su parte, apuntan que la UE representa casi la mitad del comercio británico y señalan que la firma de nuevos pactos podría demorarse años.

    Hammond también criticó al ejecutivo por perpetuar los "mitos" de que los británicos votaron por un Brexit sin acuerdo y de que dejar la UE sin un pacto negociado no traerá consecuencias.

    "No hay un mandato para irse sin un acuerdo”, dijo Hammond. "Es absurdo sugerir que el 52% de las personas que votaron para abandonar la Unión Europea, votaron para salir sin un pacto cuando, de hecho (...) durante la campaña del referéndum casi ninguna mención realizada por los líderes de esa compaña consideraba en absoluto la posibilidad de una salida sin acuerdo”.

    "Una salida sin pacto causará daños significativos en la economía británica y, posiblemente, daños irreparables en la unión de Gran Bretaña”, agregó.

    El final del receso estival de la Cámara de Representantes, que termina a principios de septiembre, podría dejar nuevos choques entre legisladores. Los diputados de la oposición esperan emprender acciones para impedir una salida sin acuerdo, ya sea aprobando una ley o provocado la caída del gobierno y convocando elecciones anticipadas. Para sacar sus proyectos adelante, necesitan convencer a conservadores como Hammond para que voten contra el gobierno.

    Johnson se ha negado a descartar la suspensión del parlamento si los legisladores votan a favor de demorar o evitar el Brexit. Hammond manifestó que esta situación “provocaría una crisis constitucional”.

    Next Up: