• Exobispo acusado de abusos sexuales retorna a Chile

    By: Por EVA VERGARA, Associated Press

    Updated:
    SANTIAGO DE CHILE (AP) - Tras 17 años de ausencia, el exobispo chileno Francisco Cox regresó a su país desde Alemania para que enfrente judicialmente acusaciones de abusos sexuales, se informó el lunes a través de un comunicado del Movimiento Schoenstatt, al que Cox pertenece.

    El exobispo de La Serena, de 85 años, llegó a Chile el domingo y de inmediato fue llevado a una residencia fuera de Santiago, donde un matrimonio atenderá los requerimientos de su diabetes. Además padece cáncer de próstata y demencia senil.

    El superior local del Movimiento Schoenstatt, Fernando Baeza, precisó en el comunicado que colaborarán con la ley “y garantizaremos que Francisco José Cox comparezca ante la justicia cuando ésta lo requiera”.

    Cox vivía desde 2002 en Vallendar, Alemania, donde fue llevado por su movimiento para que dedicara sus días a una vida de silencio, oración y penitencia, según esa agrupación germana.

    El religioso renunció a su cargo en 1997 y pese a los rumores sobre su cercanía con jóvenes, no se presentó ninguna denuncia. El entonces arzobispo de Santiago Francisco Javier Errázuriz justificó a Cox diciendo que, “tenía una afectuosidad un tanto exuberante”.

    Cox fue expulsado de la Iglesia Católica en octubre pasado. El mismo mes, un periodista de la televisión estatal chilena lo ubicó en Vallendar y lo entrevistó brevemente. Consultado por las denuncias de abusos en su contra, Cox respondió: “eso no es problema mío en estos momentos”.

    Hernán Godoy, quien presentó en junio pasado la primera denuncia contra Cox, declaró que “fue fuerte verlo con soberbia. Un tipo déspota, que no se arrepiente de todas las cosas que hizo. Me gustaría pedirle al papa Francisco que lo destituya de todo cargo”.

    Edison Gallardo, otro de los acusadores, afirmó que “tocaba las piernas, los muslos y daba apretones, centrando siempre en la parte genital sus manos”.

    Una fiscalía alemana informó también en octubre que rechazó investigar por estar prescrita una denuncia del Movimiento de Schönstatt sobre un supuesto abuso sexual de Cox hacia un menor en 2004 en la sede de la congregación.

    El sacerdote Patricio Moore, vocero local de Schoenstatt, dijo sobre Cox: “no sé si va a poder ayudar tanto, pero perfectamente se le puede interrogar”.

    Cox es uno de más de un centenar de sacerdotes investigados en Chile por abusos sexuales a menores de edad, que llevó a la Iglesia Católica chilena a vivir en 2018 la peor crisis de su historia luego de que el papa Francisco declarara que por décadas vivió una cultura del abuso y del encubrimiento, que derivó en mayo pasado en la renuncia de sus 31 obispos activos.

    Next Up: