• Exprimera dama lidera en Guatemala, pero habría 2da vuelta

    By: Por SONIA PÉREZ D., Associated Press

    Updated:
    CIUDAD DE GUATEMALA (AP) - La exprimera dama Sandra Torres encabezaba el lunes la votación en las elecciones presidenciales en Guatemala, aunque todo indica que tendrá que ir a una segunda vuelta en la que se definirá al nuevo líder del país centroamericano, donde decenas de miles de personas han huido de la pobreza y la violencia de pandillas este año para buscar una nueva vida en Estados Unidos.

    Ninguno de los 19 candidatos en la liza presidencial del domingo alcanzó la mayoría más uno de los votos válidos para imponerse en primera vuelta. Con el 97% de las mesas electorales escrutadas, Torres y el varias veces candidato presidencial Alejandro Giammattei tenían el 25,67% y 13,93% de los sufragios, respectivamente. El diplomático Edmond Mulet se situaba tercero con el 11,98%.

    La líder indígena y campesina Thelma Cabrera, de 43 años, fue la sorpresa de las elecciones, pues alcanzó el cuarto lugar con un 10,42% de las preferencias en su primera participación.

    Su partido, el Movimiento Para la Liberación de los Pueblos (MLP), dijo en un comunicado que desconoce los resultados electorales anunciados por el tribunal electoral. El MLP es el brazo político de la organización agrícola Comité de Desarrollo Campesino (CODECA), la más grande del país en este rubro.

    La organización argumentó que hubo algunos incidentes durante el proceso electoral que les afectaron, y denunció “el evidente fraude electoral en Guatemala, y una serie de anomalías que van en contra de la democracia y los derechos humanos”.

    Exhortó también a estar pendientes y “defender en las calles nuestro derecho de elegir y ser electo de manera transparente”.

    Para ganar en la primera vuelta se requería del 50% más uno de los votos. La segunda tendrá lugar en agosto.

    El próximo presidente asumirá el cargo en enero para un mandato de cuatro años y deberá contener las crecientes violencia y emigración, así como la pobreza. Se estima que el 1% de la población de Guatemala de unos 16 millones de personas ha abandonado el país este año.

    Los guatemaltecos también claman por una ofensiva contra la corrupción: tres de los últimos cuatro presidentes electos han sido arrestados después de sus mandatos por este cargo.

    Torres, de 64 años, es una mujer de negocios que ganó prominencia nacional durante el gobierno de 2008 a 2012 de su entonces esposo, Álvaro Colom, quien se encuentra entre los ex líderes acusados de corrupción. La pareja se divorció en 2011.

    Después de conocerse los primeros resultados que la colocaban a la cabeza, Torres reiteró sus promesas de campaña, como reactivar la economía y mejorar los temas de seguridad y justicia.

    Dijo que comparte la propuesta de la actual fiscal general, Consuelo Porras, de reemplazar con una fiscalía transnacional a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, el organismo de las Naciones Unidas que durante 11 años desbarató unas 60 estructuras del crimen organizado en el país.

    El presidente Jimmy Morales anunció que no renovaría más el mandato de la comisión después de que el organismo solicitara retirarle la inmunidad para investigarlo por delitos electorales y relacionados a corrupción.

    Giammattei, un cirujano de 63 años, explicó que los mismos temas son de su interés y que en el asunto migratorio tiene planes para que en conjunto con México puedan generar mejores condiciones de vida en los municipios fronterizos de ambos países agobiados por la pobreza.

    Más de 8,1 millones de ciudadanos fueron convocados a las urnas, en una jornada en la que también se votó por el vicepresidente y más de 4.000 funcionarios, entre ellos alcaldes y diputados al Congreso y al Parlamento Centroamericano.

    El Tribunal Supremo Electoral confirmó que 4,9 millones de guatemaltecos emitieron su sufragio, llegando así a un 60,34% de nivel de participación y un abstencionismo del 39,66%.

    La elección permitió que por primera vez guatemaltecos en el extranjero emitieran su voto. Al menos 60.000 podían hacerlo en Los Ángeles, Houston, Maryland y Nueva York _todos con gran número de emigrados guatemaltecos_, pero sólo 701 sufragaron.

    La actual campaña estuvo marcada por una serie de fallos judiciales, cambios ilegales de partido y denuncias de malversación que torpedearon las carreras de dos de los tres candidatos que marcaban bien en las encuestas, entre ellos la ex fiscal general

    Geovanni Vásquez, un empresario de 50 años, volvió a su trabajo el lunes desalentado.

    “Me siento triste y defraudado porque esperaba que la población realmente hubiera sido más inteligente con su voto después de tanta información negativa que hubo de los políticos que están de turno”, afirmó.

    María Lara, profesora universitaria de 49 años, coincidió.

    “La tendencia general es el continuismo... seguirle dando cabida a la corrupción, compadrazgos y mediocridad en un sistema excluyente y que beneficia únicamente a la cúpula que participa en el juego de poder del país”, señaló.

    Next Up: