• Extraficante detalla pagos de hermano presidente Honduras

    By: Por CLAUDIA TORRENS, Associated Press

    Updated:
    NUEVA YORK (AP) - Un expolicía que traficaba drogas en Honduras dijo el jueves que el hermano del presidente del país le dejaba dinero en efectivo en el armario de una casa en Tegucigalpa a cambio de la protección que el policía daba a los cargamentos de cocaína que cruzaban Honduras.

    Giovani Rodríguez testificó que Tony Hernández, hermano del presidente Juan Orlando Hernández, le dejaba los fajos de billetes, en denominación de 20 dólares, en ese armario de una casa supuestamente suya y que allí Rodríguez también iba a fiestas y a encontrarse con prostitutas.

    Rodríguez es el tercer ex narcotraficante que ha hablado en el juicio a Tony Hernández, acusado de traficar cocaína hacia Estados Unidos y portar armas. Durante el proceso legal, todos han declarado que Tony ofrecía valiosa información sobre investigaciones policiales a importantes narcotraficantes y que a cambio éstos financiaban las campañas electorales del actual presidente. Bajo la protección de los Hernández, los traficantes operaban a sus anchas, asegura la fiscalía estadounidense y varios extraficantes que han testificado en el juicio.

    Rodríguez dijo que jamás conoció en persona a Tony Hernández. Sin embargo, afirmó, el expolicía le daba información sobre retenes e investigaciones policiales a Mauricio Hernández Pineda, primo del presidente y de Tony Hernández. Mauricio Pineda, a su vez, trabajaba para Tony Hernández y Amílcar Alexander Ardón, alias “Chande”, en el narcotráfico, testificó.

    “Me dijo Mauricio que Chande le daba dinero a Tony Hernández para financiar la campaña de Juan Orlando Hernández”, testificó Rodríguez, vestido en uniforme de preso.

    El expolicía dijo que trabajó en el negocio con Tony Hernández en 2011 y 2012. También dijo que cuando en el 2016 se presentaron cargos contra él en Estados Unidos, Hernández Pineda se reunió con él en un aparcamiento y le dijo que “cuidadito” con lo que fuera a decir a las autoridades sobre el narcotráfico y la participación de los hermanos Hernández en él.

    El juicio en la corte federal de Manhattan, que se espera dure dos semanas, se sigue con atención desde Honduras porque ha salpicado al presidente y lo ha relacionado con el sucio mundo de los sobornos y la droga. El mandatario ha negado repetidamente las acusaciones de los fiscales estadounidenses y los testigos del juicio en ruedas de prensa y Twitter.

    A medida que avanza el juicio, cada vez más hondureños llenan la sala del juez Kevin Castel para ver a Tony Hernández o escuchar las acusaciones. Castel pidió esta semana una investigación al supuesto acoso que han recibido uno o varios miembros del jurado al salir de la corte. Uno de ellos habló el jueves por la mañana con el juez y no presenció más la audiencia del día.

    Next Up: