Guarderías locales obligadas a cerrar por COVID-19

CONDADO CABARRUS, Carolina del Norte — Más de una docena de guarderías locales han cerrado debido a la pandemia, dejando a muchas familias sin un lugar seguro para sus hijos.

“Hemos hecho lo que hemos podido para sobrellevar la situación”, dijo Waynett Taylor, directora del centro para el desarrollo infantil Lockhart.

Taylor tomó la difícil decisión el lunes de cerrar el centro, en Concord, después de que tres estudiantes y dos miembros del personal dieron positivo por COVID-19.

Dijo que el cierre era la única opción y que rastrear contactos cercanos para un grupo de edad tan joven es casi imposible.

“En vez de continuar ese ciclo una y otra vez, veamos si podemos detenerlo ahora por el bien de todos”, dijo Taylor.

En el condado de Cabarrus, 10 de los 55 centros de cuidado infantil están actualmente cerrados debido al COVID-19. En el condado de Stanly, cinco de 33 están fuera de servicio temporalmente.

La escuela Goddard en Galloway Road, en Charlotte, tuvo que cerrar el lunes y no reabrirá hasta el 19 de enero, confirmó un padre.

“La presión que estos centros enfrentan está al máximo”, dijo Ann Benfield, directora de Cabarrus Partnership for Children, que apoya a los centros de cuidado infantil.

Ella dice que los directores hacen malabarismos para mantener la salud y la seguridad de cientos de niños y el personal, además de atender las necesidades de los padres que trabajan.

Benfield dice que ella también ha enfrentado desafíos al operar la organización.

“Muchos de ellos están considerando seriamente entregar sus licencias y simplemente cerrar, y nuestros problemas de capacidad en el condado de Cabarrus son escandalosamente bajos”, dijo.

Benfield y Taylor piden que las familias comprendan que, incluso con los cierres, todavía tienen facturas y personal al que deben pagar para garantizar que siga habiendo guarderías que ofrezcan servicio.

[RELACIONADO]