• Guardia Revolucionaria de Irán derribó un dron de EEUU

    By: Por NASSER KARIMI y JON GAMBRELL, Associated Press

    Updated:
    TEHERÁN, Irán (AP) - La Guardia Revolucionaria de Irán derribó un dron de Estados Unidos el jueves en un ambiente de creciente tensión entre Teherán y Washington por el colapso del acuerdo nuclear con las potencias mundiales, dijeron funcionarios estadounidenses e iraníes, que discreparon en las circunstancias del incidente.

    La fuerza paramilitar iraní explicó que derribó el avión en su espacio aéreo, mientras que dos funcionarios estadounidenses dijeron a The Associated Press que el incidente se produjo en el espacio aéreo internacional sobre el Estrecho de Ormuz. Las diferentes versiones no pudieron contrastarse de inmediato.

    Antes, el ejército de Estados Unidos denunció que Irán disparó un misil a otro avión no tripulado la semana pasada en respuesta al ataque a dos petroleros cerca del Golfo de Omán. Washington culpa a Teherán del ataque a los barcos, algo que la República Islámica niega.

    Los ataques se producen en un escenario de elevada tensión entre las dos naciones tras la decisión de Donald Trump de retirarse del acuerdo nuclear entre las potencias mundiales y Teherán hace un año.

    Por otra parte, Arabia Saudí dijo el jueves que los rebeldes yemeníes aliados de Irán, los hutíes, lanzaron un proyectil contra una planta de desalinización en el reino la noche anterior. La Casa Blanca señaló que Trump fue informado sobre el incidente.

    Irán cuadruplicó recientemente su producción de uranio enriquecido a bajo nivel y amenazó con aumentar el grado de enriquecimiento a niveles armamentísticos, en su intento por presionar a Europa para revisar el pacto de 2015.

    En las últimas semanas, Estados Unidos envió un portaaviones a Oriente Medio y desplegó tropas adicionales a las decenas de miles de soldados que ya tiene en la región. Además, se registraron misteriosos ataques contra petroleros y los hutíes lanzaron drones cargados con bombas a Arabia Saudí.

    Todo esto elevó los temores a que un error de cálculo o un aumento de las tensiones empujen a Washington y Teherán a un conflicto abierto casi 40 años después de la Revolución Islámica iraní. El derribo del avión no tripulado el jueves es el primer ataque directo a Estados Unidos reclamado por Irán desde el inicio de la crisis.

    “No tenemos ninguna intención de ir a la guerra con ningún país, pero estamos completamente preparados para la guerra”, manifestó un comandante de la Guardia Revolucionaria, el general Hossein Salami, en un discurso televisado.

    La Guardia Revolucionaria, una entidad paramilitar que responde solo ante el líder supremo del país, el ayatolá Ali Jamenei, dijo que derribó el dron el jueves por la mañana, cuando entró en el espacio aéreo iraní en el distrito de Kouhmobarak, en la provincia sureña de Hormozgan. Kouhmobarak está a unos 1.200 kilómetros (750 millas) al sureste de Teherán y está cerca del Estrecho de Ormuz.

    La agencia noticiosa estatal iraní IRNA, citando a la Guardia Revolucionaria, identificó el aparato derribado como un RQ-4 Global Hawk. Sin embargo, la Marina estadounidense también opera una variante similar llamada MQ-4C Triton.

    Los funcionarios estadounidenses dijeron a la AP que los iraníes dispararon misiles tierra-aire contra el dron y que el incidente ocurrió en el espacio aéreo internacional sobre el Estrecho de Ormuz. El paso es una estrecha entrada al Golfo Pérsico por la que transita el 20% de la producción mundial de petróleo.

    Las fuentes hablaron con la AP bajo condición de anonimato ya que aún no estaban autorizados a difundir la información. No ofrecieron detalles sobre el tipo de dron derribado ni la misión que realizaba. Estados Unidos está preocupado por el transporte internacional en la zona desde los ataques con minas lapa de mayo y junio.

    Salami, que habló ante una multitud en la ciudad occidental de Sanandaj, describió al aparato estadounidense como “una violación de nuestra seguridad fronteriza nacional”.

    “Las fronteras son nuestras líneas rojas”, agregó el militar. “Cualquier enemigo que viole las frontera será aniquilado”.

    También el jueves, Arabia Saudí reportó que los rebeldes yemeníes atacaron una planta de desalinización en al-Shuqaiq, una ciudad de la provincia de Jizan. El ataque no causó daños materiales ni personales, explicó el coronel Turki al-Maliki, vocero del ejército, en declaraciones publicadas por la agencia noticiosa estatal Saudi Press.

    La televisora hutí de noticias por satélite Al-Masirah dijo antes en el día que los rebeldes atacaron una central eléctrica en Jizan, cerca de la frontera entre el reino y Yemen, con un misil de crucero.

    Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, apuntó que Trump había sido "informado sobre los reportes de un ataque con misiles en el reino de Arabia Saudí”.

    "Estamos monitoreando la situación de cerca y seguimos consultando con nuestros socios y aliados”, agregó Sanders.

    Una coalición liderada por Arabia Saudí lucha contra los hutíes desde marzo de 2015 en Yemen, el país más pobre del mundo árabe, que está al borde de la hambruna por el conflicto. En las últimas semanas, los rebeldes lanzaron una nueva campaña de misiles y drones con bombas a Arabia Saudí.

    ___

    Gambrell informó desde Dubái, Emiratos Árabes Unidos.

    Next Up: