Moderna comienza ensayos de vacuna para niños

Actualmente los niños no pueden vacunarse contra el COVID-19, pero eso puede cambiar pronto.

La farmacéutica Moderna ha comenzado a probar una vacuna diseñada para niños entre las edades de 6 meses y 11 años, informó The Wall Street Journal.

El primer grupo de niños en el ensayo ya ha recibido el tratamiento. El estudio de Moderna se lleva a cabo en colaboración con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y un grupo del Departamento de Salud y Servicios Humanos, informó The Wall Street Journal.

“Este estudio pediátrico nos ayudará a evaluar la seguridad potencial y resultado inmunitario en esta importante población de edad más joven”, dijo el director ejecutivo de Moderna, Stéphane Bancel, en un comunicado de prensa.

La investigación se realiza en Arizona, donde se inscribirán 750 niños, informó KNXV.

Los participantes del estudio saben que están recibiendo las dos dosis de la vacuna. Luego, los niños pasarán por una serie de pruebas. Quienes supervisan las pruebas esperan ver resultados similares a los observados en adultos, incluidos algunos de los mismos efectos secundarios como escalofríos, fiebre y dolor en los brazos, que deberían desaparecer en los días posteriores.

El estudio finalmente se ampliará a 6,000 niños, donde la mitad recibirá la vacuna y la otra mitad recibirá un placebo, informó KNXV.

Los padres cuyos hijos son elegibles para el ensayo tienen la esperanza de que sus hijos estén protegidos contra COVID-19.

Rachel Guthery dijo a KSAZ que quería inscribir a sus tres hijos tan pronto se enteró del ensayo.

“Los riesgos son tan minúsculos en comparación con los beneficios”, dijo.

El estudio durará unos meses y luego los datos se enviarán a la Administración de Alimentos y Medicamentos para su aprobación final para uso de emergencia en todos los niños del grupo de edad.

Hay ocho lugares de estudio en EE. UU., siendo Phoenix el primero en comenzar, informó KSAZ.