• Negociador del ELN niega conocimiento de ataque en Colombia

    Updated:
    LA HABANA (AP) - El principal negociador del Ejército de Liberación Nacional de Colombia negó el martes haber tenido conocimiento anticipado del ataque con explosivos contra una academia de policía de Bogotá que dejó 21 muertos, y pidió al gobierno del presidente Iván Duque que permita que los enviados rebeldes regresen desde Cuba a salvo.

    Pablo Beltrán, jefe de la delegación de paz del grupo insurgente colombiano, dijo que su equipo desconocía que el ELN efectuaría el ataque del jueves pasado contra la Escuela de Policía General Santander.

    Solicitó a Colombia atenerse al protocolo acordado entre el gobierno y los negociadores del ELN que permite a los dirigentes rebeldes regresar de Cuba en caso de un fracaso de las negociaciones. El documento firmado por los principales negociadores de ambas partes da a los miembros del ELN 15 días para regresar a sus campamentos en la selva de la nación sudamericana con garantías específicas para su seguridad.

    “Ni nos involucramos, ni conocíamos de esa situación, del ataque”, dijo Beltrán a Telesur, una cadena operada por Cuba, Venezuela y otros gobiernos izquierdistas latinoamericanos. “Vamos, hasta el último día, a insistir en que el gobierno dé las garantías para el retorno”.

    Los dirigentes del ELN se encontraban en la isla para participar en las conversaciones de paz tendentes a poner fin a cinco décadas de conflicto, pero el diálogo se estancó después de que las autoridades responsabilizaran al grupo rebelde del estallido de un coche bomba en la academia de policía en Bogotá. Los integrantes del ELN en Colombia se atribuyeron el atentado, el peor ataque terrorista ocurrido en los últimos años en la nación sudamericana.

    El presidente Duque reiteró el martes su solicitud al gobierno cubano de que arreste y extradite a los negociadores del ELN en la isla. El gobierno cubano afirma que se ceñirá al protocolo acordado para caso de un rompimiento de las conversaciones. Noruega, país garante del diálogo, dijo el martes que también se ajustará al acuerdo.

    “Noruega debe cumplir con sus compromisos”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba en una carta dirigida a las autoridades colombianas y obtenida por The Associated Press.

    Las autoridades colombianas afirman que el protocolo carece de validez porque fue firmado por el gobierno anterior y aseguran que Cuba está obligada, de conformidad con acuerdos internacionales, a cooperar para garantizar que los responsable de un ataque terrorista enfrenten la justicia.

    “Esperamos que la comunidad internacional nos dé ese respaldo y hacemos ese llamado al gobierno cubano para que nos ayude a que se haga justicia en Colombia”, dijo Duque.

    De acuerdo con el protocolo, en caso de un rompimiento de las conversaciones, los negociadores del grupo rebelde estarían autorizados a regresar a Colombia a través de Venezuela. También estipula que el ejército debe suspender sus actividades contra baluartes guerrilleros específicos durante 72 horas para permitir el retorno de los negociadores

    Las conversaciones comenzaron durante el gobierno del anterior presidente colombiano, Juan Manuel Santos, que firmó en 2016 el acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), un grupo insurgente mayor que el ELN. Sin embargo, el avance del diálogo con el ELN ha tenido tropiezos por diversas causas, entre ellas la estructura descentralizada del grupo rebelde, lo que hace difícil la ejecución de cualquier compromiso.

    Duque ha dicho desde su elección el año pasado que las conversaciones con el ELN deben continuar solo si la guerrilla entrega a todos sus rehenes secuestrados y suspende sus actividades de violencia.

    Next Up: