Novant y Atrium requerirán vacunación de empleados antes del otoño

CHARLOTTE, Carolina del Norte — Atrium Health y Novant Health han anunciado que requerirán a todos sus empleados recibir la vacuna COVID-19 antes del otoño.

Atrium dijo que todos deben estar completamente vacunados antes del 31 de octubre. El proveedor de atención médica tiene 70,000 empleados en 37 hospitales y más de 1,350 centros de atención.

Novant dijo que todos sus empleados deberán estar completamente vacunados antes del 15 de septiembre.

WTVD informó que otros proveedores de atención médica en el estado, incluidos UNC Health y Duke Health, también han fijado fechas límite para que sus empleados se vacunen contra. Ambos proveedores dijeron que todos deben estar completamente vacunados antes del 12 de septiembre.

La Asociación de Atención Médica de Carolina del Norte (NCHA) elogió la política de los proveedores de atención médica.

“Los hospitales y sistemas de salud de Carolina del Norte existen para mejorar y proteger la salud de nuestras comunidades. Es por esta razón que ponen la salud y seguridad de los pacientes, visitantes y miembros del equipo en el centro de la atención que brindan. Para mantener ese objetivo, la Asociación de Atención Médica de Carolina del Norte respalda firmemente las políticas del sistema de salud y del hospital que requieren que todos los empleados se vacunen contra el COVID-19. La NCHA reconoce que cada hospital y sistema de salud es único y alienta a cada uno a determinar el momento adecuado para implementar un requisito. Todos los hospitales deben seguir exigiendo otras medidas de control de infecciones según las directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, como el uso de máscaras y otros equipos de protección personal.

Los sistemas de salud y hospitales de nuestro estado han visto de primera mano lo debilitante y mortal que puede ser esta enfermedad. Cuando se lanzaron por primera vez las vacunas COVID-19, la NCHA y sus miembros alentaron encarecidamente a todos los habitantes de Carolina del Norte, incluidos los empleados del hospital y del sistema de salud, a vacunarse contra el COVID-19. En los meses posteriores, los datos clínicos han demostrado que las vacunas COVID-19 son extraordinariamente seguras y efectivas, y nuestra mejor herramienta para prevenir la propagación de la enfermedad.

La evidencia es clara: la vacunación contra el COVID-19 ha evitado que las personas se enfermen gravemente, requieran hospitalización o mueran a causa del virus, así como transmitirlo a otras personas. Hasta la fecha, más de 4.7 millones de habitantes de Carolina del Norte y más de 161 millones de estadounidenses han sido vacunados con efectos secundarios mínimos. Sin embargo, lo más preocupante es que el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte informa que casi el 99% de los casos, hospitalizaciones y muertes por COVID-19 durante mayo y junio se produjeron entre personas que no estaban completamente vacunadas. Además, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han informado de un fuerte aumento de nuevos casos de coronavirus a medida que la variante Delta se vuelve cada vez más omnipresente.

Proteger a los pacientes, visitantes y personal sigue siendo de suma importancia. La vacunación de los empleados del hospital y del sistema de salud es vital para cuidar de manera segura a los pacientes y para mitigar la propagación del virus dentro de las instalaciones de atención médica y entre los médicos, pacientes y sus familiares y amigos”.

[RELACIONADO]