• Obispo desiste de demandar a otro periodista en Perú

    By: Associated Press

    Updated:
    LIMA (AP) - Un obispo de un grupo ultraconservador renunció el jueves a demandar por difamación agravada a una periodista luego que en la víspera desistió de otra querella contra otro reportero, ambos investigadores de abusos en la Iglesia católica.

    José Eguren, miembro de la cúpula del Sodalicio de Vida Cristiana y obispo de dos regiones de Perú, anunció la dimisión de su demanda contra la periodista Paola Ugaz, quien fue querellada por escribir siete mensajes en Twitter donde indicaba que el religioso era miembro clave del Sodalicio y que fue investigado por encubrimiento.

    Ugaz indicó que publicó los mensajes porque el obispo era la mayor autoridad religiosa que recibió al papa Francisco durante su visita por el norte del país en 2018.

    El miércoles Eguren renunció a una denuncia similar contra el periodista Pedro Salinas luego de haber logrado que una jueza de la ciudad donde es obispo condene en primera instancia al investigador y le ordene pagar 24.000 dólares. El diario peruano El Comercio publicó un editorial donde califica a la sentencia como “un torpedo contra la libertad de expresión”.

    Salinas y Ugaz publicaron en 2015 un libro de investigación llamado “Mitad monjes, mitad soldados” que remeció a la Iglesia católica peruana y en el que acusaron al fundador del Sodalicio, un laico llamado Luis Fernando Figari, de mantener una cultura de maltratos psicológicos, físicos y en casos extremos de abuso sexual por 40 años. La indagación se judicializó debido a contundentes testimonios recogidos entre ex miembros de ese poderoso grupo religioso conservador.

    La fiscalía ha pedido nueve meses de prisión para el fundador del Sodalicio por la gravedad de los delitos imputados y por obstaculizar la justicia debido a que se encuentra fuera del país. Según el Vaticano, Figari vive en la actualidad en Roma.

    La fiscalía argumenta que Figari creó una asociación ilícita en el interior del grupo religioso para cometer abusos físicos, psicológicos y sexuales en contra de integrantes adolescentes. Los delitos no han prescrito para la ley peruana.

    Figari fundó el Sodalicio en 1971 como una comunidad de legos con el fin de reclutar "soldados para Dios". En Perú cuentan con colegios, universidades, cementerios e inmobiliarias. El grupo cuenta con unos 20.000 miembros en Sudamérica y Estados Unidos.

    Next Up: