• Pompeo reconoce avances de México en contener migración

    By: Por AMY GUTHRIE y PETER ORSI, Associated Press

    Updated:
    CIUDAD DE MÉXICO (AP) - El secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo reconoció el domingo que México ha logrado avances significativos para contener la inmigración, afirmó el canciller mexicano Marcelo Ebrard tras reunirse el domingo con él.

    En un comunicado, Ebrard dijo que, debido a estos progresos, México no ve necesidad de negociar un acuerdo de “tercer país seguro” con Washington que requeriría que los migrantes solicitaran asilo en México, en lugar de hacerlo en Estados Unidos.

    Al terminar la reunión, Pompeo publicó en Twitter que los dos diplomáticos reafirmaron los valores democráticos y lazos culturales que ambos países comparten.

    “México es uno de nuestros aliados más importantes para incrementar la prosperidad y seguridad para nuestros países y la región”, señaló.

    Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado, dio más detalles en otro tuit, indicando que ambos funcionarios hablaron de las “labores compartidas para frenar la inmigración ilegal”, y que Pompeo agradeció a México por el “incremento en sus esfuerzos para contener la inmigración, que según indicios iniciales está derivando en una disminución en el flujo de inmigrantes ilegales que llegan a la frontera sur de Estados Unidos”.

    Ortagus señaló que durante el encuentro también se habló del nuevo tratado de libre comercio para América del Norte, conocido como T-MEC. El Senado mexicano aprobó el pacto en junio pasado, pero los legisladores demócratas estadounidenses han amenazado con bloquearlo.

    La reunión entre Pompeo y Ebrard se llevó a cabo a la mitad de un período de 90 días durante el que México accedió a reducir el número de migrantes que cruzan su territorio rumbo a la frontera con Estados Unidos, parte de un acuerdo con el que se logró evitar que el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump impusiera duros aranceles a México, según había amenazado.

    Desde entonces, las autoridades mexicanas han incrementado las medidas para contener a los migrantes, mientras que Estados Unidos ha ampliado a otros dos puntos fronterizos un programa que envía a los solicitantes de asilo de vuelta a México para que aguarden el desenlace de sus peticiones.

    Las autoridades mexicanas dicen que han incrementado las acciones para contener la migración en la frontera norte y en la del sur, al tiempo que han deportado a cientos de centroamericanos cada semana por vía aérea.

    En otras cuestiones, la Secretaría de Relaciones Exteriores indicó que Ebrard sugirió que Estados Unidos y México trabajen juntos para recuperar los activos del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, al que una corte federal en Nueva York condenó a cadena perpetua la semana pasada.

    Un juez federal le ordenó a Guzmán pagar 12.600 millones de dólares como parte de su sentencia anunciada el miércoles.

    El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el jueves que el dinero es mexicano, y que procurará que sea devuelto al país, incluso si es necesario recurrir a los tribunales.

    La Secretaría de Relaciones Exteriores también indicó que Ebrard solicitó ayuda para contener el flujo de armas traficadas desde Estados Unidos hacia México.

    Cuando la caravana de Pompeo comenzaba a moverse, un abogado de Guzmán se colocó delante de uno de los vehículos con un letrero pintado a mano que decía: “El dinero de El Chapo no es para Estados Unidos, sí para México”.

    El conductor de una camioneta Suburban negra tocó al abogado de Guzmán en tres ocasiones con la parrilla del vehículo antes de que un agente mexicano lo obligara a retirarse.

    En declaraciones a la prensa, el abogado José Luis González dijo que Guzmán desea que su dinero sea distribuido entre los pobres de México, en lugar de que lo confisque el gobierno estadounidense. El abogado también lucha para que su cliente sea extraditado de vuelta a México.

    Pompeo llegó a El Salvador el domingo más tarde para una reunión con el mandatario Nayib Bukele.

    Bukele dijo la semana pasada que su país intenta reducir la migración ilegal y combatir al crimen y al narcotráfico, por lo que merece una consideración distinta a la de sus vecinos, Guatemala y Honduras.

    Esas tres naciones componen el llamado Triángulo Norte de Centroamérica, el origen de la mayoría de los migrantes y solicitantes de asilo que han intentado llegar a Estados Unidos este año, escapando de la violencia y la pobreza en sus países.

    Next Up: