• Tormenta azota Dakota del Sur y deja daños y heridos

    Updated:
    SIOUX FALLS, Dakota del Sur, EE.UU. (AP) - Una tormenta provocó por lo menos un tornado y azotó la ciudad más grande de Dakota del Sur durante la noche, destrozando inmuebles, tendido eléctrico y árboles, y provocando la rápida pero segura reubicación de decenas de pacientes de un hospital que resultó dañado por los fuertes vientos, informaron las autoridades el miércoles.

    De momento no se reportaron heridos graves.

    Todd Heitkamp, del Servicio Nacional de Meteorología, dijo que un tornado EF2 que tocó tierra en Sioux Falls con vientos de unos 200 kilómetros por hora (125 millas por hora) a las 23:30 horas del martes causo daños significativos dentro y en los alrededores del centro comercial Western Mall.

    En otras partes de la ciudad, el personal de un hospital del Sistema de Salud Avera tardó unos pocos minutos en poner a salvo a más de 100 pacientes en uno de cuatro edificios que sufrieron daños.

    “Hablamos en nuestro hospital sobre hacer simulacros. Tengo que decirles que nuestro personal fue valiente”, comentó David Flicek, presidente y director general del Hospital Avera McKennan y del Centro Universitario de Salud. “Tuvimos 10 minutos para despertar a 102 residentes, llevarlos al centro del edificio y todos están sanos y salvos”.

    Siete personas sufrieron heridas menores por escombros que cayeron, añadió Flicek.

    Nick Gibbs, director general del Hospital Avera Heart, señaló que un paciente tuvo un “episodio cardiaco grave” mientras la tormenta amenazaba esa instalación, pero los médicos le salvaron la vida.

    La tormenta arrancó una parte del techo y causó daños significativos a las ventanas del edificio de salud conductual, de acuerdo con Michelle Pellman, portavoz de Avera. Muchos vehículos que se encontraban en el estacionamiento quedaron destruidos.

    El Servicio Nacional de Meteorología revisaba el campus del hospital para determinar si también fue impactado por un tornado o si el daño fue ocasionado por los fuertes vientos en línea recta.

    El alcalde Paul TenHaken dijo que las autoridades no han recibido reportes de muertes en la ciudad y que han sido “afortunados de no tener ningún herido de gravedad”.

    Next Up: