• Rams, aterrados por tiroteo cerca de complejo de prácticas

    By: Por GREG BEACHAM, Associated Press

    Updated:
    THOUSAND OAKS, California, EE.UU. (AP) - Los Rams de Los Ángeles se mostraron horrorizados y tristes el jueves, después de un tiroteo ocurrido a unos cuantos kilómetros de su complejo de entrenamiento.

    El equipo entrena en Thousand Oaks, unos 8 kilómetros (5 millas) al norte del Borderline Bar and Grill, en donde Ian David Long, excombatiente del Cuerpo de Infantería de Marina, abrió fuego la noche del miércoles. Mató a 12 personas en una noche de entrada preferencial para estudiantes universitarios al bar de música country.

    Long murió también, informaron las autoridades. Aparentemente se suicidó.

    Por el momento los Rams creen que no había nadie relacionado con la organización dentro del lugar, pero el entrenador Sean McVay y el coordinador defensivo Wade Phillips describieron un ambiente triste en el vestuario del equipo antes de la práctica. El tackle izquierdo Andrew Whitworth se dirigió al resto de sus compañeros y los alentó a que buscaran una forma de rendir homenaje a las víctimas.

    Phillips se refirió a la matanza como una “horrible tragedia”.

    “Es triste, en verdad, lo lamentamos por las personas a las que le sucedió”, añadió Phillips. “Pero no solo los afecta a ellos. Nos afecta a todos, nuestros jugadores en verdad están preocupados, todos lo estamos”.

    El equipo guardará un momento de silencio antes de su partido del domingo, en casa ante Seattle, y los Rams podrían organizar homenajes adicionales a las víctimas, dijo McVay.

    “Es algo que te hace dar un paso atrás y tomar un poco de perspectiva”, comentó McVay. “Sé que, en lo personal, soy muy culpable de perder la perspectiva, porque estás en tu pequeño mundo, en donde todo trata sobre el fútbol americano, todo el tiempo, y luego suceden este tipo de cosas que reordenan tus prioridades y perspectivas de lo que es realmente importante”.

    Los Rams construyeron su complejo de entrenamientos hace dos años y medio en un rincón del campus de la Universidad Luterana de California, algunos de cuyos alumnos estaban en el bar al momento de la balacera. Justin Meek, quien se acababa de graduar, falleció en el incidente, informó la escuela.

    Next Up: