Reportan brote COVID-19 en escuela de teakwondo

King Tiger Tae Kwon Do Lake Norman in Huntersville confirmed that the school has seen several positive COVID-19 cases.

HUNTERSVILLE, Carolina del Norte — Las clases en un centro de artes marciales deberán impartirse temporalmente a través de Zoom tras registrarse varios casos positivos entre los estudiantes y el personal, confirmó el propietario del local.

Conrad Hartle, dueño e instructor principal del centro King Tiger Taekwondo Lake Norman en Huntersville, dijo que ha estado en contacto con el departamento de salud y que se le ha recomendado cerrar por el resto de la semana, suspender los campamentos y pasar a la instrucción virtual.

En las dos semanas posteriores al retorno de vacaciones del 4 de julio, en las que King Tiger estuvo cerrado para el campamento, Hartle dijo que aproximadamente 26 de los aproximadamente 450 niños y adultos que tenían en sus instalaciones se enfermaron.

“Cerramos la semana del 4 de julio, y dos semanas después tuvimos varios casos”, dijo Hartle.

Además, dijo que cinco miembros adultos del personal, que estaban completamente vacunados, también dieron positivo.

El departamento de salud dijo al Canal 9 que hubo un brote en el campamento. Se confirmó que un miembro del personal y siete participantes dieron positivo.

Hartle dijo que King Tiger notificó a todos sus miembros, agregando que todos los estudiantes y el personal afectados cumplen una cuarentena. El centro ahora tendrá las clases por Zoom durante al menos la próxima semana y evaluará la situación después de ese periodo.

Hartle dijo al Canal 9 que no ha sabido de problemas graves prolongados entre aquellos que dieron positivo.

“La mayoría de los niños, que yo sepa, tenían dolores de cabeza, algunos de ellos tenían malestar estomacal, pero en realidad solo durante aproximadamente un día o dos. Entonces, esperamos que todos estarán bien, no hemos oído hablar de ningún problema prolongado para nadie”, dijo.

Hartle destacó que esta es la primera vez que la escuela ha tenido que lidiar con un problema de COVID desde que comenzó la pandemia.

“No hemos tenido ningún problema hasta ahora, pero eventualmente lo íbamos a tener”, le dijo. “Con lo frecuente que es el COVID sucedería – Es algo inevitable”.

Más de un año después de la pandemia, y a solo unas semanas de que los estudiantes regresen a la escuela, es otro ejemplo de que el virus todavía está entre nosotros.

“Todavía anda ahí afuera, y seguimos con los protocolos de seguridad. Todavía los niños y los instructores deben usar cubrebocas en interiores para el ambiente del campamento. Cuando estaban en su clase real de Tae Kwon Do, les permitíamos quitarse el cubrebocas si tenían problemas para respirar al hacer ejercicio extenuante y eso”, dijo Hartle.

También dijo que todavía tienen estaciones de desinfección y que están limpiando el equipo. Habían parado los chequeos de temperatura, pero desde entonces retomaron la medida.

“Creo que hemos tenido un resultado bastante bueno hasta hace poco”, dijo Hartle. “Con suerte, esto será solo una mala racha y volveremos a la normalidad”.

Dijo que después de cerrar esta semana y pasar a clases virtuales, se le informó que la escuela puede reabrir la próxima semana para aquellos que hayan cumplido el protocolo de cuarentena.

[RELACIONADO]