• Remanentes de Barry habrían causado tornado en Mississippi

    Updated:
    MEMPHIS, Tennessee, EE.UU. (AP) - Un posible tornado azotó el martes una zona rural del norte de Mississippi, donde dañó casas y derribó árboles y cables, mientras las lluvias remanentes de la tormenta tropical Barry afectaban a varios estados, dijeron autoridades.

    Una tormenta que quizá incluyó un tornado pasó por Victoria, Mississippi, a unos 72 kilómetros (45 millas) al sureste de Memphis, Tennessee, dijo Andrew Chiuppi del Servicio Nacional de Meteorología.

    Alrededor de una docena de casas resultaron dañadas por vientos en línea recta o un tornado, dijo el director de Manejo de Emergencias del condado de Marshall, Hugh Hollowell. Unas cuántas personas recibieron atención médica por lesiones menores, agregó.

    Las cuadrillas intentaban alcanzar el martes algunas de las zonas obstruidas por la caída de árboles y cables eléctricos, señaló Hollowell.

    Expertos del servicio meteorológico se disponían a viajar a la zona para confirmar si un tornado tocó tierra en el lugar.

    Jennifer Foy, habitante del condado del Marshall, dijo a la televisora WREG-TV que los vidrios de las ventanas de su casa se rompieron.

    “Todo lo que escuchamos fue un fuerte tronido”, declaró Fow. “Supuse que quizá había explotado un transformador, y el viento comenzó a mover las cosas que estaban en el pórtico, comenzó a mover mi asador, así que tomé a los chicos y los metí en la bañera”.

    Las tormentas remanentes de Barry han causado lluvias en partes de Mississippi, Tennessee y Arkansas, así como inundaciones súbitas en zonas rurales y el cierre por anegaciones de un tramo de la interestatal que une Little Rock y Dallas.

    Barry no causó inundaciones catastróficas en Nueva Orleans y Baton Rouge, pero sí lluvias torrenciales en otras zonas de Luisiana. Los aguaceros afectaron ciudades distantes como Memphis y las precipitaciones han alcanzado más de 12,7 centímetros (5 pulgadas) desde el viernes, señaló Ciuppi.

    En Arkadelfia, a unos 95 kilómetros (60 millas) al suroeste de Little Rock, las fuertes lluvias inundaron un albergue para animales, y el refugio informó de la muerte de un cachorro.

    Para las 2 de la tarde, funcionarios del Departamento de Transporte de Arkansas dijeron que la interestatal 30 fue reabierta en ambos sentidos después de que las inundaciones obligaran su cierre a la circulación.

    Next Up: