Virus del Nilo Occidental en condado Mecklenburg

CHARLOTTE, Carolina del Norte — El Laboratorio Estatal de Salud Pública identificó el virus del Nilo Occidental en un mosquito recolectado en el condado de Mecklenburg el 14 de julio.

No ha habido residentes en el condado que hayan contraído el virus del Nilo Occidental este año, dijeron las autoridades.

Los mosquitos propagan el virus dentro de la población de aves silvestres y pueden transmitirlo a los humanos a través de una sola picadura.

La mayoría de las personas que están infectadas con el virus del Nilo Occidental no presentan ningún síntoma o contraen una enfermedad leve parecida a la gripe, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Sin embargo, aproximadamente el 20% de las personas infectadas desarrollarán fiebre con otros síntomas como dolor de cabeza, dolores corporales, dolores en las articulaciones, vómitos, diarrea o sarpullido.

En aproximadamente el 1% de las infecciones, el virus puede causar una enfermedad grave que afecte al sistema nervioso central, como encefalitis (inflamación del cerebro) o meningitis (inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal).

No existen vacunas contra el virus del Nilo Occidental autorizadas para uso en humanos ni medicamentos para curar la enfermedad una vez que una persona es infectada.

Las personas deben tomar medidas para minimizar su exposición a los mosquitos durante las actividades al aire libre, especialmente en las horas de la mañana y la noche.

Gibbie Harris, directora de salud del condado, insta a los residentes a:

  • Usar un repelente de mosquitos registrado por la EPA y aplicarlo de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Visite el sitio web de la EPA para obtener más información.
  • Instalar o reparar mosquiteras en ventanas y puertas para mantener a los mosquitos afuera y, si es posible, usar aire acondicionado.
  • Reducir la reproducción de mosquitos eliminando el agua estancada en macetas, canalones, baldes, cubiertas de piscinas, platos de agua para mascotas, llantas desechadas y bebederos para pájaros.
  • Si es dueño de un caballo, consulte a su veterinario sobre las vacunas protectoras adecuadas y cambie el agua de los abrevaderos al menos dos veces por semana para desalentar la reproducción de mosquitos.

Para obtener más información sobre los mosquitos o para reportar mosquitos en su área, comuníquese con Salud Ambiental al 980-343-1620 o visite Salud Ambiental para enviar una solicitud de servicio de control de mosquitos en línea.